LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes... (rss)

Un espacio para que dejes volar tu imaginación y escribas un relato o una poesía. ¿Qué estás leyendo? ¿Recomiendas algún libro o autor?¿Hacemos un poema compartido? ¿Te apetece un juego con palabras? ¡Entra!

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Alelux » Jue 09 Jun, 2011 3:33 pm

ayer quise subir la foto del makech pero por alguna razon no pude

a ver si ya quedo
esta es la foto de un makech


http://www.gigallery.com/?id=831bb3dd5d ... 57e81b28f8
La música es la ROPA DEL AMOR!!!!.
Imagen
Avatar de Usuario
Alelux
Grammy
 
Mensajes: 1187
Registrado: Jue 07 Ago, 2008 6:20 pm
Ubicación: Mexico
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 116

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Tikal ☀ » Jue 09 Jun, 2011 7:22 pm

Julio en Perú hay leyendas bonitas e interesantes, regalanos alguna. :espect:


Lucita ya estoy disfrutando las leyendas que subiste. :besito:

La opción de subir imágenes en adjuntos esta deshabilitada, pone lento el foro.

Pero puedes subir la imagen a cualquiera de las páginas que usamos en el foro, copias el enlace y lo pegas en tu mensaje. Tinypic es una de las más fáciles. Si se te dificulta enviamela que yo te la añado a tu post. El tamaño máximo de imágen que podemos subir es de 400X400, te dejo unos enlaces que te pueden ayudar. :G:



viewtopic.php?f=151&t=5497

viewtopic.php?f=151&t=15249

.
Imagen

"Solo hay tres voces dignas de romper el silencio.
La de la poesía, la de la música y la del amor" ...


Avatar de Usuario
Tikal ☀
Adicto Total
 
Mensajes: 23134
Registrado: Vie 13 Jun, 2008 5:41 am
Ubicación: USA
Gracias dadas: 3266
Gracias recibidas: 4441

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Anna » Mar 21 Jun, 2011 11:33 am

LA NOCHE DE SAN JUAN - LEYENDA, FUEGO Y MAGIA

En la madrugada del 23 al 24 de Junio, llega la noche más memorable del año desde los comienzos de nuestra civilización: La noche de San Juan es especialmente mágica, los deseos e incluso el miedo a las sombras de los antepasados, se unen a la tradición y a la alegría de una fiesta que simboliza el culto al sol, a traves de numerosos rituales. Se trata de una fecha de origen pagano, aunque luego se cristianizó en honor a San Juan el Bautista, fuego-purifica- y agua- bautismo-, una velada cargada de simbolismos y de magia. Una fiesta que se extiende por toda Europa y está muy arraigada al culto al sol, tratando de ayudarle a renovar su energía, lo típico en todas estas celebraciones es encender hogueras y saltar para purificarse con el fuego.

Se cree que los primeros cultos solsticiales comenzaron hace unos 8.000 años, cuando nuestros antepasados observaban con curiosidad las estrellas y constelaciones y percibieron que en determinada época del año, el sol se iba desplazando desde una posición a otra en los Trópicos. A estos días extremos en la posición del Sol se les llamó solsticios de Invierno y Verano. En los antiguos mitos griegos a los solsticios se les llamaba "puertas " ; una era la "puerta de los hombres" , según estas creencias helénicas y correspondía al solsticios de verano -noche del 21 al 22 de junio- ; la segunda era "la puerta de los dioses" correspondiente al solsticio de invierno-del 21 al 22 de Diciembre.
En la noche de San juan se unen magia y tradición. Las hogueras se encienden durante la madrugada y en ante el fuego se pueden hacer todo tipo de hechizos , pedir deseos y ahuyentar loa malos espíritus.

Leyendas en la noche de San Juan

Noche de rituales, magia y fabulosas leyendas. Los rituales de la noche de San Juan, en torno al fuego comienzan en la madrugada y no paran a lo largo de la noche; estos reviven viejas leyendas a la luz de la luna, que hablan de seres de otros mundos que atraidos por la luz de las hogueras intentan interferir en los deseos de los mortales.

Una noche en la debemos tener verdadero cuidado en no despertar las iras de estos seres, pues los conocidos Caballucos del Diablo, por ejemplo, siempre están al acecho. Esta leyenda originaria de Cantabria otorga a estos personajes la facultad de aguar la fiesta a los danzantes y a quienes se reúnen alrededor del fuego. Son tres caballos alados que de manera rauda, veloz e imprevisible se deslizan por los cielos bramando terriblemente y aterrorizando a todo el que se encuentran.

La Anjana, el hada buena de la Montaña que nos protege de todo mal, no puede hacer nada frente a ellos. Sólo existe una solución para evitar que caigan sobre alguien y le otorguen mal para todo el año: un trébol de cuatro hojas. Esta planta ha de buscarse afanosamente, pues hay pocas, ya que la noche anterior los caballucos han pacido todas las que han encontrado, aunque nunca pueden terminar con ellas.

La Font de la Jana

En la Comunidad Valenciana, en el pueblo de Teulada encontramos otra fabulosa leyenda sanjuanera:

La Font de la Jana, es una pequeña fuente que conserva el abrevadero original de tiempos pasados y que fue recuperada recientemente. En este lugar, dice la tradición, que la noche del 23 de junio, aparece una hada misteriosa “La Joanaina”, que concede deseos a cambio de llegar hasta Teulada con ella subida a nuestras espaldas, la única condición es no girar la cabeza para intentar mirarla .

Os deseo una noche maravillosa noche de leyendas, haced que siga viva la tradición.
Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Anna
Adicto Total
 
Mensajes: 27861
Registrado: Vie 18 Dic, 2009 3:53 pm
Ubicación: Girona
Gracias dadas: 6136
Gracias recibidas: 3326

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor rockerodepalma » Mié 31 Ago, 2011 11:25 am

AGUA DE ORO
Leyenda colonial

Las huestes españolas habían llegado a Córdoba, a la Nueva Andalucía, como la llamaban por la semejanza que encontraron en el paisaje de esta región de nuestro país, con el de la hermosa provincia española.

Promediaba el Siglo XVI. Grandes extensiones de tierra deshabitada ofrecían su belleza natural a los ojos cansados de los conquistadores, fatigados de recorrer leguas en busca del lugar propicio para instalarse y cumplir sus propósitos de colonización.

Bosques naturales cargados de aromas silvestres, eran melodiosas cajas musicales animadas por los trinos y los gorjeos de los pájaros que, dueños absolutos del follaje, cantaban su canción de libertad desde que la aurora adornaba sus nubes rosadas y de color añil, con el oro que le prestaba el sol naciente.

La sierra, a lo lejos, ofrecía el hermoso espectáculo de sus cumbres color pizarra, destacándose sobre el fondo celeste del cielo.

Allí buscaron refugio los expedicionarios y allí pasaron la noche, en descanso reparador de energías perdidas, dispuestos a proseguir la marcha hacia el norte en cuanto el amanecer despejara las tinieblas.

Esa mañana muy temprano ya estaban de pie, listos para continuar la expedición.

Durante días y días siguieron la marcha, hasta que llegaron a un lugar en el que la naturaleza había entregado sus dones con la prodigalidad de una madre generosa.

La vegetación exuberante compartía la belleza de sus verdes intensos con brillo de esmeraldas, con las piedras de todo color y tamaño que formaban las sierras, y con las corrientes de agua que, deslizándose por las laderas de la montaña, formaban arroyos, riachos y vertientes, o caían en rumorosas cascadas que al ser alcanzadas por los rayos del sol, se descomponían en los colores del iris.

La región estaba habitada. En prudentes investigaciones, los españoles comprobaron que allí vivían, más o menos, cuarenta familias indígenas.

Tomando las necesarias precauciones, abandonaron su lugar de observación, en el que se hallaban a cubierto de las miradas de los indios, dirigiéndose directamente a entrevistar al cacique que gobernaba esa tribu, tratando siempre de evitar la fuerza y empleando, en cambio, medios pacíficos para realizar la conquista.

Sin embargo, iban preparados para hacer uso de sus armas si el caso lo requería.

Nunca supusieron que con tanta facilidad lograrían sus deseos, pues los indios, en lugar de recibirlos en son de guerra, lo hicieron con la más acabada demostración de amistad.

El cacique se llamaba Unquillo. De alta talla y buen aspecto, vestía una túnica larga con guardas verticales de colores y se cubría con un manto de cuero pintado y adornado con chaquiras.

En su cabeza llevaba plumas de cobre.

Unquillo entró en tratos amistosos con el jefe de los expedicionarios españoles y después de hacer un convenio entre ambos, permitió a los extranjeros que se instalaran en sus dominios.

La instalación de éstos les ocupó varios días, pues las costumbres y viviendas de los indios comechingones, que eran los que allí habitaban, diferían por completo de las de los españoles.

Sus viviendas eran grandes, bajas y construidas semienterradas, entrando en ellas como si lo hicieran a un sótano.

El capitán español, intrigado ante esta forma de construcción, interrogó al cacique sobre la razón que tenían para hacerlo así, a lo que Unquillo respondió:

- Muchas veces aprovechamos las cavernas naturales, que nos ofrece la montaña, a las que cubrimos con pircas, para que resulten más abrigadas. Otras veces las hacemos así para suplir la falta de madera y siempre para protegernos del frío.

Era un pueblo de agricultores. Cultivaban maíz y porotos.

Se alimentaban de esos productos, de animales que cazaban y de algunos pescados.

Criaban llamas y vicuñas aprovechando su lana en la fabricación de tejidos. Tenían gran habilidad para tejer redes.

Las relaciones entre los indígenas y los españoles se afianzaban de día en día.

En cierta oportunidad, los naturales se ofrecieron para guiar a los colonizadores hasta un lugar cercano donde, dijeron, abundaban las corrientes de aguas cristalinas. Merced a ellas, el valle, al conjuro del riego natural y copioso, se convertía en un sitio de vegetación exuberante, rico en árboles corpulentos y en plantas lozanas.

Cascadas rumorosas caían por las laderas de las montañas con sonido de cristal yendo a echarse a alguno de los tantos riachos que cruzaban la tierra en todas direcciones.

Ante tal perspectiva aceptaron complacidos los españoles la tentadora invitación, saliendo a la mañana siguiente en dirección a ese sitio, privilegiado entre tantos hermosos y atractivos.

Cruzaron valles ubérrimos donde crecían los aguaribais, los piquillines, las acacias, los pinos y los sauces, donde los amancais florecidos perfumaban la atmósfera con su delicado y persistente aroma, donde las achiras ostentaban el rojo y el amarillo de su floración destacándose sobre el verde de las hojas y donde la brisa, perfumada de menta y de tomillo, soplaba con tanta suavidad que apenas movía las ramas.

Próximos a llegar, escucharon el rumor de las corrientes de agua. Era un brillante día de sol y el cielo sereno parecía un cristal azul.

Cuando llegaron al sitio prometido, elogiaron los extranjeros la singular belleza del paisaje coincidiendo con los naturales en su admiración por el lugar.

Uno de los españoles, a quien la larga marcha había dado sed, tomó un cántaro de barro y se dirigió a la vertiente a llenarlo de agua fresca.

Los otros se sentaron a derscansar bajo los árboles, y a gozar de la tranquilidad que allí se les ofrecía. Quedaron mudos, contemplando la belleza que los rodeaba.

De pronto, fueron arrancados de su abstracción por los gritos del compañero que se hallaba junto a la vertiente y que, sorprendido y azorado, gritaba:

- ¡Venid! ¡Esto es un milagro! ¡He hallado oro líquido! ¡Venid! ¡Esta peña está manando oro! ¡Acercaos! ¡Mirad!

Al oír tamaña noticia, se levantaron los hispanos y corrieron al lugar donde el compañero había hecho el milagroso descubrimiento.

Atónitos quedaron al llegar y comprobar que aquél tenía razón. Un chorro dorado brotaba de la roca y se deslizaba por un lecho abierto en la tierra, convertido en una corriente que a poco se transformaba en un ancho río de oro líquido.

Uno a uno fueron diciendo su sorpresa y su admiración:

- ¡Es verdad! ¡Es oro!

- ¡Es oro líquido!

- Bien decían que en esta tierra abundaba el oro… ¡Quién nos hubiera dicho que hallaríamos un manantial de este metal precioso!

- ¡Nunca soñé que el oro pudiera brotar de las piedras!

- ¡Hemos tenido mucha suerte!

- ¡Mirad el río…! ¡Es oro también!

- Es la primera vez que contemplo una roca que mane agua de oro. ¡Y con qué abundancia!

- No tenemos más que estirar la mano para recoger todo el que queramos…

- ¡No haber traído más cántaros para llenarlos todos…!

El que había llegado primero no había podido contener un impulso instintivo, como si quisiera apoderarse de todo el tesoro que surgía de las piedras y corría por el amplio lecho, y haciendo un cuenco con sus dos manos, lo llenó del líquido codiciado.

Pero la decepción fue muy grande. En sus manos el líquido dorado era sólo agua pura y cristalina.

Todos quisieron comprobarlo y todos obtuvieron el mismo infeliz resultado: era agua pura la que brotaba de la roca, sólo que al correr por un lecho de arena y ser alcanzada por los fuertes rayos del sol, lucía como el oro: dorada y brillante semejando ser el mismo metal.

Los indígenas, indiferentes al valor del oro, ya conocían el fenómeno, pero nunca lo habían tenido en cuenta porque para ellos el oro no tenía la importancia que le daban los europeos.

Estos, en cambio, impresionados aún por la maravilla del fenómeno, que agregaba un atractivo más al lugar, decidieron llamarle “Agua de oro”, que es el que hasta hoy conserva.



REFERENCIAS

La provincia de Córdoba, una de las regiones de nuestro país más favorecidas por la naturaleza en lo referente a bellezas naturales y vegetales, posee un lugar cuyas características lo hacen particularmente notable.

Se halla en el Departamento Colón, a 46 Km. de la capital de la provincia, en plena serranía cordobesa y en el camino de Pajas Blancas. A lo lejos, las sierras de Ascochinga, Unquillo y Villa Allende se perciben como una línea ondulada señalando el horizonte.

Este lugar se distingue por la maravillosa belleza del paisaje, cruzado en todas direcciones por cristalinos cursos de agua que le prestan un singular encanto.

El río Agua de Oro y otros riachos y arroyos de la región, corren por lechos de sílex y arenisca que, muchas veces, al ser alcanzados por los rayos del sol que allí brilla con toda su intensidad, dan al agua esa apariencia de oro líquido que impresionó a los colonizadores hispanos, y que ha dado origen al poético nombre que distingue a tan privilegiado lugar.

En las orillas, los árboles frondosos dan mayor atractivo al paisaje, mientras el aire se perfuma con el aroma de la menta y de la yerbabuena que crecen abundantes entre las piedras de su cauce.

VOCABULARIO
UNQUILLO: Sanguijuelita.
CHAQUIRAS: Abalorios.
PIRCAS: Pared de cantos de río o de lajas.
Las piedras que se usan en ella.
COMECHINGONES: Indios que habitaban lo
que es hoy la provincia de Córdoba.
AMANCAY: Azucena silvestre.
AGUARIBAY: PIQUILLIN: Nombres de árboles.
Las buenas fuentes se conocen en las grandes sequías; los buenos amigos, en las épocas desgraciadas.
Avatar de Usuario
rockerodepalma
Miembro de Honor
 
Mensajes: 7474
Registrado: Mié 04 Mar, 2009 4:39 pm
Ubicación: Córdoba (España)
Gracias dadas: 197
Gracias recibidas: 287

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor mayte rosales » Vie 16 Sep, 2011 3:43 am

Hola amigos de… Leyendas.. de aquì, de allà de todas partes... no soy muy buena para los relatos pero les voy a contar una leyenda que desde hace mucho cuentan en la ciudad en que yo vivo, Ambato-Ecuador, se llama :

LA DENTONA.- era una mujer hermosa que se les presentaba a los hombres cuando habían tomado una s copas, y luego cuando intentaban cortejarla se convertía en la guadaña, es decir en la muerte, según contaba la leyenda, pero caso curioso, no hace mucho tiempo al hermano de un compañerito de trabajo le sucedió lo siguiente:
Existe en nuestra provincia de Tungurahua un cantón muy cercano a la ciudad de Ambato, denominado Pìllaro, para llegar hasta el lugar hay que conducir por una carretera de curvas muy sinuosas y atravesar un cementerio y una parte muy fea donde existe una mina de material de construcción; el caso es que un dìa como al atardecer el regresaba de Pillaro, sólo y viò a una chica muy hermosa a la altura de la mina; la chica según contaba estaba muy bien vestida, tenía un cuerpo hermoso, llevaba un vestido muy ceñido al cuerpo, pero no llevaba chaqueta ni abrigo, y al momento que el pasaba le hizo señas para que se detenga, èl ante tal monumento paro su vehículo, y la dama le solicitó que por favor le lleve hasta el cementerio para tomar un transporte hacia Pìllaro, porque desde allí no lo llevan, entonces el accede, y la lleva; mientras llegaban al lugar conversaban amenamente, tanto que se ofrece llevarla de regreso a Pìllaro; todo el camino conversaron y entablaron una buena amistad, pero la chica temblaba de frío, por lo cual se sacó la chaqueta y la ofreció para que se cubriera, una vez que llegaron al pueblo ella le dirigió para que llegara hasta su casa, y al bajarse quiso devolver la chaqueta, pero èl caballero como es, le dijo que no se preocupe que mañana vendrá a retirar, pensando que era una buena escusa para volverla a ver, luego se despidieron y el regresó a su casa en Ambato, planeando la hora a que volvería al día siguiente.
Cuando llegó a buscarla a su casa al siguiente dìa; salió su padre y preguntò ¿a quièn buscaba? A lo que el indicó que a la Señorita Marìa Esperanza Torres, entonces el padre preguntò como asi le buscaba, a lo que indicó que el dìa anterior le había prestado una chaqueta, cuando la trajo desde Ambato, y fue entonces que el Señor indicó que su hija era muerta hace cinco años, y que no podía ser lo que èl indicaba, ante la insistencia de mi amigo, le dijo que lo acompañara al cementerio para que viera su tumba, y fue entonces cuando sucedió lo escalofriante, Junto a la cruz del cementerio, se encontraba colgada la chaqueta que le había prestado.



Mayte :ros:
Avatar de Usuario
mayte rosales
Eurovisivo
 
Mensajes: 162
Registrado: Vie 18 Feb, 2011 10:26 pm
Gracias dadas: 21
Gracias recibidas: 149

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor wilsonauta » Sab 17 Sep, 2011 1:14 am

Uy, Mayté!
Ya me dio meyio... :upsss: . Yo mejor... :huir: :meparto:

Menos mal que es sólo una leyenda.
Me acuerdo que en el libro de lectura de la escuela había esta tradición de LA DENTONA.

El relato estuvo muy bien, Mayté.
Saludos! Y que sigas disfrutando de tus vacaciones! :flo: :colegas:
Imagen No pares de aprender, tampoco de enseñar...
Avatar de Usuario
wilsonauta
Miembro de Honor
 
Mensajes: 4052
Registrado: Dom 05 Jul, 2009 1:38 am
Ubicación: Ambato, Ecuador
Gracias dadas: 1167
Gracias recibidas: 1112

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Baladista » Sab 17 Sep, 2011 1:26 am

cuidado Wilson cuando andas de copas :hip: :hip: :hip: se te presenta la dentona
aca en Guayaquil se teje la leyenda de la dama tapada...es algo similar a la dentona
pero la de aca decian q es muy bella y q despues se convierte en algo espantoso... :mal: :mal: :mal:
Pense que yo era El amante mas Joven de la Balada del ayer :arg: ..pero es mi hermanito Carlitos de 7 años :alu: :alu:
Avatar de Usuario
Baladista
Miembro de Honor
 
Mensajes: 2505
Registrado: Jue 03 Mar, 2011 3:46 am
Ubicación: Guayaquil - Ecuador
Gracias dadas: 558
Gracias recibidas: 1292

Re: LEYENDAS de aquí, de aAsíllá, de todas partes...

Notapor wilsonauta » Sab 17 Sep, 2011 1:45 am

Así es, Baladista, por eso le dicen la Dentona, porque le aparecen los diabólicos dientes con los que muerde a los borrachitos, jejeje. :hip:

Y tú también cúidate de la Dama Tapada, no vaya a ser que se te destape, y ..... :L:

Y ahora sobre todo que está de moda el licor adulterado. :arg:

Saludos!
Imagen No pares de aprender, tampoco de enseñar...
Avatar de Usuario
wilsonauta
Miembro de Honor
 
Mensajes: 4052
Registrado: Dom 05 Jul, 2009 1:38 am
Ubicación: Ambato, Ecuador
Gracias dadas: 1167
Gracias recibidas: 1112

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor juana rosa » Dom 08 Abr, 2012 9:59 am

Tengo poco tiempo participando en el foro y en mi recorrido de visitas al los diferentes temas que han abierto uds, me encuentro con este hilo muy interesante sobre Leyendas de aqui, de allá y de todas partes, entonces les ofrezco ésta, que me contó mi mamá, que le narró su papá porque le sucedió a su abuelito. Fue redactada e inscrita en un concurso radial de mi region y quedó entre las 10 mejores. Fue recopilada en un libro "mitos y Leyendas de mi Tierra".
Disculpen si les aburre pues es un poquito amplia....a qui vamos


MI ABUELO Y EL HUAQUITO
Autor: Esta humilde servidora.

Eran las 6 de la tarde y como todos los dias el abuelo José Manuel se disponía a reunir su rebaño esparcido en la loma. De pronto apareció el "Huaquito" que una voz caracteristica que poseía le dijo:Dame algo de beber hijito, tengo mucha sed. Y como era costumbre el abuelo "atajó" una cabra, la ordeñó hasta llenar "la calabaza" con fresca lechey ofreció al hombrecito de aspecto cobrizo. estatura pequeña y q siempre vestía pantalones cortos , camisa manga corta y amplio sombrero que le cubría la cabeza. Tomaba con ansia la leche, agradecía y se marchaba contento.
En realidad mi abuelo era un mozo recien "acompañado" con margarita, y vivían felices en su choza compartiendo las tareas diarias, todo esto allá por el año de 1903en un sitio denoninado Monte Castillo perteneciente al ditrito de catacaos en piura. NUnca se llegó a entender como se hicieron amigos. habian ocasiones en el "huaquito" despues de beber la leche le decía: _ Junta tus cositas y tu rebaño hijito porque se viene el aguacero.
Y el bue josé Manuel alforja al hombro, tocando su "tutiro" (flauta) y su tambor y al son de una alegre melodia reunía el rebaño y emprendía el regreso a su choza donde lo esperaba su querida margarita, pues todo lo que decía aquel pequeño hombrecito se cumplia.
Y asi trasncurría la vida de jose manuel, una rutina que no variaba. Pero, un día, 1o de noviembre del mismo año, el misterioso hombrecito después de tomar la fresca leche invitó al abuelo a que lo siguiera, para darle un regalito por su enorme bondad.
Desconcertado Jose Manuel dejó el rebaño y siguió a su amigo hacía donde él le indicaba.
Llegaron a una amplia cueva y lo invitó a entrar. Mas él temeroso optó por quedarse afuera y vió entrar al hombrecito que al rato salió con una "brazada" de mazorcas y ofreció al abuelo. Este se sorprendió mucho al ver el aspecto raro de las mazorcas de maíz que tenian un brillo dorado.
-Entra para que saques más le dijo, esto es oro hijito y te lo ofrezco en pago a la generosidad que ha tenido conmigo-
Tremendo susto que se llevó, e iba a iniciar veloz carrera pero, una fuerza desconocida lo detuvo y por mas esfuerzo q hacía no podia moverse y mas bien lo "jalaba"al interior de la cueva.Al mirar adentro pudo ver montones de estas mazorcas de maíz cuyo brillo lo atraía mas y mas adentro.
_No te asustes hijito _ le dijo el hombrecito _Yo te quiero premiar por tu bondad, lleva todo lo que desees, llena tu alforja y no tengas miedo _
Conforme "entraba" el abuelo a la cueva se daba cuenta que ésta se iba estrechando en la entrada mas y mas entonces se dió cuenta q aquella cueva era un "encanto. Lleno de pavor, y haciendo un sobrehumano esfuerzo logró vencer aquello q lo obligaba a entrar y sin pensarlo dos veces emprendió la carrera pese alos insistentes ruego de el "huaquito" para que aceptase el regalo.
Una vez fuera corrió y corrió y hasta llegar donde había dejado su ganado y aun con el miedo reflejado en su rostro agarró su "tutiro" y tambor y reunió su ganadito e inició el retorno a su chozita donde la buena margarita lo esperaba en la puerta pués estaba preocupada porq se habia hecho muy tarde.
Jose Manuel le contó lo sucedido a su mujer. La noche se hizo larga para este joven matrimonio que planificaron ir al dia siquiente en compañía de su compadre Juan para saber quien era aquel menudo hombrecito al que no habian tomado muy en cuenta.
Al día siguiente se dirigieron al lugar donde supuestamente debía encontrarse la cueva, pero, por mas vueltas y vueltas que dieron no les fue posible ver la cueva y menos al pequeño hombrecito.
Asi pués que, santiguándose y con el temor reflejado en sus rostros volvieron a la choza, y tras rezar y poner una vela a los santos decidieron irse a vivir a la casa paterna en Rio Viejo.
Ha transcurrido mucho tiempo de lo sucedido al abuelo, pero se cuenta que hasta hoy el dichoso "Huaquito" sigue haciendo de las suyas especialmente en el dia de todos los santos que es en el mes de noviembre, y en este mismo lugar.Monte Castilla-Piura.
"La música no tiene bandera y derriba fronteras"
Avatar de Usuario
juana rosa
Disco de Oro
 
Mensajes: 458
Registrado: Dom 18 Mar, 2012 4:24 am
Ubicación: Sullana-Piura-PERU.
Gracias dadas: 235
Gracias recibidas: 436

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor juana rosa » Dom 08 Abr, 2012 6:10 pm

Leyendas Leyendas Incas

Los hermanos Ayar


Sobre la montaña Pacaritambo (doce leguas al noroeste de Cuzco) aparecieron los hermanos Ayar, después del gran diluvio que había desvastado todo.
De la montaña llamada "Tampu Tocco" partieron cuatro hombres y cuatro mujeres jóvenes, hermanas y esposas de ellos a la vez.
Eran Ayar Manco y su mujer Mama Ocllo; Ayar Cachi y Mama Cora; Ayar Uchu y Mama Rahua y finalmente, Ayar Auca y su esposa Mama Huaco.
Viendo el estado de las tierras y la pobreza de la gente, los cuatro hombres decidieron buscar un lugar más fértil y próspero para instalarse. Llevaron con ellos a los miembros de diez Ayllus (organización inca que agrupaba diez familias) y se dirigieron hacia el sudeste.

Pero un primer altercado se produjo entre Ayar Cachi, un hombre fuerte y valiente, y los demás. Sus hermanos lo celaban y quisieron matarlo. Con ese plan, le ordenaron volver a las cavernas de Pacarina (se llama así, en quechua, al lugar de los orígenes) a buscar semillas y agua.
Ayar Cachi entró en la caverna de Capac Tocco (ventana principal de la montaña "Tampu Tocco") y el sirviente que lo acompañaba cerró con una gran piedra la puerta de entrada... Ayar Cachi jamás pudo salir de allí.
Los siete hermanos y hermanas restantes, seguidos de los ayllus, prosiguieron su camino y llegaron al monte Huanacauri, donde descubrieron un gran ídolo de piedra con el mismo nombre. Llenos de respeto y de temor frente a este ídolo, entraron al lugar donde se lo adoraba.
Ayar Uchu saltó sobre la espalda de la estatua y quedó enseguida petrificado, haciendo parte en delante de la escultura.
Aconsejó a sus hermanos de seguir el viaje y les pidió que se celebre en su memoria la ceremonia del Huarachico, o "iniciación de los jóvenes".


En el curso del viaje Ayar Auca fue también convertido en estatua de piedra, en la Pampa del Sol. Ayar Manco, acompañado por sus cuatro hermanas, llegó a Cuzco donde encontró buenas tierras; su bastón se hundió con facilidad pero no pudo retirarlo sin esfuerzos, lo cual era una buena señal. Entusiasmados conr el lugar decidieron quedarse allí.
Ayar Manco fundó entonces una ciudad, en nombre del creador Viracocha y en nombre del Sol. Esta ciudad fue Cuzco (ombligo, en quechua), la capital del Tahuantinsuyo (imperio de las cuatro provincias).
"La música no tiene bandera y derriba fronteras"
Avatar de Usuario
juana rosa
Disco de Oro
 
Mensajes: 458
Registrado: Dom 18 Mar, 2012 4:24 am
Ubicación: Sullana-Piura-PERU.
Gracias dadas: 235
Gracias recibidas: 436

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor juana rosa » Dom 08 Abr, 2012 6:20 pm

Manco Capac

En las tierras que se encuentran al norte del lago Titicaca, unos hombres vivían como bestias feroces.
No tenían religión, ni justicia, ni ciudades. Estos seres no sabían cultivar la tierra y vivían desnudos. Se refugiaban en cavernas y se alimentaban de plantas, de bayas salvajes y de carne cruda.
Inti, el dios Sol, decidió que había que civilizar estos seres. Le pidió a su hijo Ayar Manco y a su hija Mama Ocllo descender sobre la tierra para construir un gran imperio.
Ellos enseñarían a los hombres las reglas de la vida civilizada y a venerar su dios creador, el Sol.

Pero antes, Ayar Manco y Mama Ocllo debían fundar una capital.
Inti les confía un bastón de oro diciéndoles esto:
- Desde el gran lago, adonde llegarán, marchen hacia el norte. Cada vez que se detengan para comer o dormir, planten este bastón de oro en el suelo. Allí donde se hunda sin el menor esfuerzo, ustedes construirán Cuzco y dirigirán el Imperio del sol.
La mañana siguiente, Ayar Manco y Mama Ocllo aparecieron entre las aguas del lago Titicaca. La riqueza de sus vestimentas y el brillo de sus joyas hicieron pronto comprender a los hombres que ellos eran dioses. Temerosos, los hombres los siguieron a escondidas.

Ayar Manco y Mama Ocllo se pusieron en marcha hacia el norte. Los días pasaron sin que el bastón de oro se hundiera en el suelo.
Una mañana, al llegar a un bello valle rodeado de montañas majestuosas, el bastón de oro se hundió dulcemente en el suelo. Era ahí que había que construir Cuzco, el "ombligo" del mundo, la capital del Imperio del Sol.

Ayar Manco se dirigió a los hombres que los rodeaban y comenzó a enseñarles a cultivar la tierra, a cazar, a construir casas, etc...
Mama Ocllo se dirigió a las mujeres y les enseñó a tejer la lana de las llamas para fabricar vestimentas. Les enseñó también a cocinar y a ocuparse de la casa...
Es así que Ayar Manco, devenido Manco Capac, en compañía de su hermana Mama Ocllo se sentó en el trono del nuevo Imperio del Sol. A partir de este día, todos los emperadores Incas, descendientes de Manco Capac, gobernaron su imperio con su hermana devenida en esposa.
"La música no tiene bandera y derriba fronteras"
Avatar de Usuario
juana rosa
Disco de Oro
 
Mensajes: 458
Registrado: Dom 18 Mar, 2012 4:24 am
Ubicación: Sullana-Piura-PERU.
Gracias dadas: 235
Gracias recibidas: 436

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor irinahamblin » Dom 08 Abr, 2012 7:13 pm

desde muy chica habia una leyenda de la tulivieja
la historia de la Tulivieja narra que, en los tiempos en que el mundo estaba poblado de espíritus que vivían con las gentes dejándose ver de ellas, uno encarnó en una muchacha hermosísima orgullo de su pueblo. Amaba la moza a un joven de su mismo lugar, y fruto de estos amores fue un niño a quien su madre ahogó para ocultar su falta. Dios castigó en el acto ese pecado tan grande, convirtiendo a la madre desnaturalizada en tulivieja, un monstruo horrendo que tiene por cara un colador de cuyos huecos salen pelos cerdosos y larguísimos. En lugar de manos tiene garras, el cuerpo de gato y patas de caballo. Condenada a buscar a su hijo hasta la consumación de los siglos, recorre sin cansarse jamás las orillas de los ríos, llamando sin cesar a su niño con un grito agudo parecido al de las aves y sin que nadie le conteste jamás. A veces recobra su primitiva forma. En la noche en que la luna brilla en el centro de los cielos, se baña en los ríos bella como un sol, pero con el más ligero ruido se convertía nuevamente en el ser monstruoso que es, para continuar por el mundo su eterna peregrinación
saludos desde panama .irina
Avatar de Usuario
irinahamblin
Grammy
 
Mensajes: 1148
Registrado: Lun 13 Nov, 2006 10:32 pm
Ubicación: panama
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 61

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Grupo Mēxihco » Mié 02 May, 2012 6:09 pm

FUEGO DEL SUR

Muchas son las historias que hay alrededor de la creación del fuego. Según la mitología guaraní, un sapo llamado Cururú, poniendo en riesgo su vida robó una brasa del fuego de la tierra de los buitres Urubú y la llevó en su vientre lleno de aire.
Dando grandes saltos llegó de nuevo a la tierra de los guaraníes. Arrojó la brasa de su boca y se prendió el fuego.
Dice que cuando los niños molestan a un sapo, se hincha para recordarles que merece respeto por haberles traído el fuego a sus antepasados.

El (la) autor (a) del presente artículo es Lilian Maa’ Dhoor, el mismo fue tomado del diario Ciudad Caracas Ccs, de fecha domingo 29 de abril de 2011.
Imagen







A una dama no se le golpea y ofende nunca, contra una dama, no se usa la violencia jamás.
Avatar de Usuario
Grupo Mēxihco
Miembro de Honor
 
Mensajes: 7921
Registrado: Vie 08 Ago, 2008 2:57 pm
Ubicación: Catia La Mar, edo. Vargas, Venezuela
Gracias dadas: 244
Gracias recibidas: 179

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor Tikal ☀ » Dom 21 Abr, 2013 6:09 pm

.


Imagen

GIRASOL

Pirayú era el cacique de una tribu residente a orillas del río Paraná. Mandió por otro lado, era el cacique de la tribu vecina. Ambos hombres eran buenos amigos, y sus pueblos vivían en armonía completa.

Mandió un día quiso unir las tribus, y para esto le pidió matrimonio a la hija de Pirayú. Éste le dijo que era imposible y le contó que ella no se casaría porque había prometido su vida al dios Sol. Mandió no podía creer lo que escuchaba, y Pirayú le explicó que su hija, desde niña, pasaba las horas mirando al sol. Solo vivía para él. Los días nublados, los pasaba triste. Mandió se fue, lleno de rabia.

Pasaron los días, y Carandaí hija del cacique, navegaba contemplando al Sol. De pronto vio fuego en su aldea y fue hasta la orilla, cuando de pronto barras de madera le impidieron el paso. Mandió le dijo: “Tendrás que pedirle a tu dios que te libere”. La joven desesperada aclamó: “Cuarahji, mi querido sol, no permitas que Mandió termine con mi pueblo y conmigo”. En ese instante, la joven se rodeó de potentes rayos que la hicieron desaparecer.

En ese mismo lugar, brotó una planta hermosa con una flor dorada que siguió siempre, para toda la eternidad, mirando siempre al rumbo del sol.

.
Imagen

"Solo hay tres voces dignas de romper el silencio.
La de la poesía, la de la música y la del amor" ...


Avatar de Usuario
Tikal ☀
Adicto Total
 
Mensajes: 23134
Registrado: Vie 13 Jun, 2008 5:41 am
Ubicación: USA
Gracias dadas: 3266
Gracias recibidas: 4441

Re: LEYENDAS de aquí, de allá, de todas partes...

Notapor juana rosa » Lun 22 Abr, 2013 7:07 am

La Peñita (Leyenda piurana)

Corría el años 1925, los campos se vestían de verde y el pasto era abundante por la lluvias torrenciales veraniegas. El arenoso camino del despoblado se veía largo por la ruta que va del caserio de La Matanza a Pabur en la ciudad de piura.
Lizardo Gómez un viejo arriero de Catacaos junto a su sobrino que lo acompañaba, arriaban presurosos la piara de nueve burros cargados de víveres.
La tarde los vencía y no iban a poder llegar a la posada que ocupaban en un caserío cercano.
Urroooee, caracho arreyen -animaba el acompañante del viejo Lizardo mientras silbaba entonando una triste cumanana:
En la Matanza que hermosura
hay buena chicha y picaú,
para la sed del sechura
y el hambre del catacau.
El arriero, gran parte del tiempo la pasaba montados en su burro.Salían de madrugada de su destino, viajando días enteros a sol y sombra, siendo los mas famosos los de Catacaos, Chulucanas, Sechura y Tambogrande. Tambien eran internacionales pues unían constantemente Piura con Ecuador visitando Macará, Catacocha y Cariamanga,
Uno de los burros tropezó y cayó pesadamente cuando pasaba por una ladera pedregosa, Trataron de pararla pero, cojeaba mucho, entonces se dieron cuenta que se había quebrado una pata.
No le quedó mas remedio que bajar la mercadería para poder comer algo y descansar.
A las cuatro d la madrugada mas o menos, el viejo Lizardo que estaba despierto, vio un resplandor
que salía de una piedra, se sentó inmediatamente y quedó asombrado al comprobar que algo sobrenatural sucedía. Una luz blanquecina y luego amarillenta daba claridad en la noche oscura.
El viejo despertó a su sobrino y ambos se pusieron de rodillas y rezaron en silencio.
- Taítita mi Dios, que será todo esto - dujo tembloroso el muchacho, el viejo quedó en silencio meditabundo.
Al amanecer vieron que una piedra enclavada en la falda del cerro, tenía unas lineas blancas en forma de Cruz,quedando atónitos mirándola con los ojos llenos de lagrimas, y mas aun cuando se vieron rodeados de varios campesinos que musitaban oraciones y repetían:
- Es la cama del señor, es un milagro, es un milagro.
Era el amanecer e un 17 de setiembre de 1925.
"La música no tiene bandera y derriba fronteras"
Avatar de Usuario
juana rosa
Disco de Oro
 
Mensajes: 458
Registrado: Dom 18 Mar, 2012 4:24 am
Ubicación: Sullana-Piura-PERU.
Gracias dadas: 235
Gracias recibidas: 436

AnteriorSiguiente

Volver a ✎ LITERATURA Y POESÍA

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado