EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS (rss)

Un espacio para que dejes volar tu imaginación y escribas un relato o una poesía. ¿Qué estás leyendo? ¿Recomiendas algún libro o autor?¿Hacemos un poema compartido? ¿Te apetece un juego con palabras? ¡Entra!

EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Adolfo » Jue 20 Ago, 2009 10:16 pm

Bendiciones, amigos, deseo compartir con ustedes algunos relatos que he escrito; los invito a que nos muestren sus historias y a intercambiar vivencias y técnicas sobre este hobby.

Ésta es una historia un poco triste...


EBRIO DE AMOR

Cuando el hombrecito se acercó a la mesa en la que me encontraba, ya sabía mi papel en ese pequeño drama. Me refugiaba del frío en el rincón más alejado de ese bar, mientras esperaba otro amanecer rutinario e impersonal para marcharme a casa.

–Me regalás una moneda, hermano – me dijo con voz carrasposa, que apenas escuché en ese pesado ambiente de borrachos trasnochadores. –No quiero el dinero para comprar guaro.

–Lo sé – le contesté, dándole cuatro monedas. –Sé que tampoco las querés para comida.

No me contestó. Se alejó arrastrándose entre las mesas cual gusano, mientras yo me preguntaba en que circunstancias habría perdido las piernas. También me pregunté la clase de vida que podría llevar bajo esas circunstancias; en realidad, el hombre no parecía vivir, sino sobrevivir.

El hombrecito se acercó a la rockola y marcó cuatro veces la canción –la canción que había estado marcando toda la noche y toda la madrugada– y como todas las otras veces se puso a cantarla, apagando la voz del intérprete. Tenía una voz potente y agradable y al cantar cerraba los ojos, como soñando que le cantaba a alguna mujer hermosa quiza. El hombrecito cantaba con pasión, con alma, con fuego… los demás, lo escuchábamos fingiendo no hacerle caso, pero sintiendo de algún modo el sufrimiento del pobre hombre.

Al terminarse los cuatro turnos de la canción, el hombrecito se acercó a un nuevo parroquiano a repetir la fórmula. Luego de 10, 20, 30 veces de cantar, el hombre tenía apenas un hilo de voz, pero lo hacía con el mismo ardor de las primeras veces, aunque con más tristeza que antes…

Al fin amaneció y me levanté. La canción terminaba. Pasé cerca de él y pensé en darle dinero, mi suéter, un gesto de solidaridad… algo… pero vi que lloraba y me di cuenta de que ese gran hombre (no era más un hombrecito) no necesitaba una limosna… sólo necesitaba otra moneda para seguir cantando… en su rostro curtido apareció el esbozo de una sonrisa cuando se la di.

Salí y, nunca supe por qué, el amanecer me pareció hermoso… me alejé mientras el aire frío de la mañana me golpeaba la piel… mientras me tragaba cien lágrimas que debí llorar…


Libre... al fin...
Adolfo
Disco de Oro
 
Mensajes: 373
Registrado: Mié 24 Jun, 2009 10:21 pm
Ubicación: Ciudad Guatemala
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 10

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Dongato » Vie 21 Ago, 2009 2:24 am

El Ernitaño del Barrio
Don Lolo era el ermitaño del barrio, vivía frente a la casa que mis tíos alquilaban en Monsefu, en esa zona, donde las calles tienen nombres de flores y los vecinos, a fuerza de convivir durante años, ya conocen sus defectos y virtudes.
Para mi primo y para mí, Don Lolo jamás había sido joven, lo conocimos siendo viejo, y viejísimo ahora cada tanto lo veíamos, en esos días excepcionales en que se aparecía por su jardín, intentando remover con sus manos temblorosas y huesudas, algún yuyo que otro.

Los vecinos, un tanto compadecidos, se ocupaban de hacerle los mandados, que consistían casi siempre, en algunos pocos alimentos para él, y otros cuantos más, para la multitud de perros que lo rodeaban, únicos y fieles compañeros de aquel hombre solitario.
Don Lolo no tenia a nadie, soltero, se había vuelto una persona huraña a causa de un amor malogrado, según los chismosos del barrio. Hacía años que no mantenía contacto con parientes ni amistades, actitud ésta, que lo fue aislando cada vez más del mundo.

Fue por eso que a los vecinos de la cuadra, les extraño ver un coche estacionado frente a su puerta esa tarde de mayo. Hermético, como siempre, a nadie dio explicaciones sobre el objeto de la visita de esas dos personas bien vestidas, que conversaron con el durante algunos minutos en el jardín, y con los que luego se lo vio ingresar a la casa.
Días después de este hecho, los vecinos al fin pudieron darse cuenta de que se trataba todo esto, en el frente de la casa, sostenido por un par de alambres que caían desde la azotea, apareció el cartel de una inmobiliaria, que en grandes letras azules y rojas, ofrecía la casa en venta.

Hacia tiempo que mis tíos buscaban alguna propiedad por la zona, deseaban comprar algo que estuviese cerca del colegio de mi primo, y que no fuese muy caro tampoco, así que cuando se enteraron de que la casa de Don Lolo, estaba a la venta, no lo pensaron dos veces, obviaron hablar con el dueño, y llamaron directamente a la inmobiliaria para pactar una visita a la propiedad.

Aunque mi primo no estaba muy entusiasmado por mudarse a aquella casa, la más siniestra del barrio, igualmente el día pactado para la visita me llamo, y me invito a ir a con él a conocerla.
Al entrar a la vieja casa, lo primero que llamo mi atención, fue el intenso olor a perro que impregnaba todo, desde las paredes, todas pintadas de colores oscuros y tristes, hasta los gobelinos añejos que colgaban en algunas habitaciones, casi todos ellos bordados primorosamente con motivos religiosos.

Si bien era pleno día, la gente de la inmobiliaria tenia las luces encendidas de antemano en toda la casa, pues las persianas, a duras penas se podían abrir, tras años y años de permanecer en la misma posición. No podría decir que había desorden en la casa, más bien dejadez, estaba todo en su lugar, pero sucio, con un manto de polvo que en algunos rincones llegaba a tener dos o tres centímetros.

Mientras a mis tíos les llamaba la atención los artefactos del baño, a mi primo y a mi, nos llamaba más, una escalera que desde la cocina, que se encontraba al fondo de la casa, bajaba hacia lo que parecía ser un amplio y oscuro sótano, así que sin pensarlo mucho, nuestro afán aventurero pudo más, y en un santiamén , nos encontramos bajando hacia lo desconocido.

El sótano era sin dudas, el lugar más lúgubre de la casa, aquí si reinaba el desorden, libros viejos, recortes de diarios, herramientas oxidadas, muebles rotos y una parafernalia de artículos en desuso, se amontonaban caóticamente entre el polvo y las telarañas. Por un rato, me aleje de mi primo, que estaba entusiasmado en una vieja bicicleta negra de esas con varillas metálicas en lugar de cables para los frenos, como ya no se fabrican hoy en día.

Mis ojos me llevaban de aquí para allá, tratando de leer el titulo de los libros que dormían entre la mugre, o intentando mover alguna pinza oxidada que encontraba entre la basura, recuerdo que en cierto momento, el polvo, y el olor a humedad, hizo que estornudase cuatro o cinco veces, y que mi primo se riera por eso.
Ya estaba por abandonar ese sitio el cual no me gustaba para nada, cuando algo llamo mi atención, en la parte mas alejada del sótano, y que calcule yo, estaría bajo el porche de la casa, un circulo de aproximadamente un metro y medio, se dibujaba en el suelo, o al menos eso fue lo que yo pensé.

Al acercarme más, note que lo que parecía ser un dibujo, era en realidad un área perfectamente circular desprovista totalmente de polvo. Estaba limpia, como si alguien hubiese barrido con esmero esa zona tan perfectamente redonda. Quede sorprendido y quise avisarle a mi primo sobre el hallazgo, pero mi curiosidad pudo mas y me acerqué a investigar.
Al principio no note el cambio, y es que una vez dentro de ese circulo nada sucedió. Bueno en realidad eso debería haberme dado a entender que algo extraño, aunque parezca un juego de palabras, si estaba sucediendo.

Y es que cuando digo que nada sucedió, fue exactamente lo que intento decir que pasó. Nada, dentro de ese circulo tan limpio, nada sucedía, no sentía frío ni calor, el olor a moho y a humedad no existían en ese espacio. Pero, y esto mas extraño aún, sentía que mis emociones desaparecían, no sentía inquietud, ni sorpresa, miedo ni curiosidad.

En ese momento, vi a mi primo pasar a unos dos metros de mí, le pregunté si había notado lo extraño del círculo, pero sin mirarme siquiera prosiguió con su afán investigador. Fue en ese momento, que me di cuenta que por más que intentase hablar, de mi boca, solo brotaba silencio.

Creo que fue por pura casualidad que al final pude abandonar ese extraño lugar, no fue por voluntad propia, ya que hasta la propia voluntad se esfumaba dentro de sus contornos, fue simple suerte el haber salido de allí.
Los días pasaron, y mis tíos al final, jamás pudieron hacerse de la casa, la que hasta hoy en día sigue deshabitada. Y es que al final nunca llego a venderse, su dueño, Don Lolo, desapareció junto a sus perros un buen día, y jamás fue visto de nuevo.

Estoy seguro que en el sótano de esa casa, allá, bajo el porche habita el silencio, y si alguien se atreviera a mirar en su interior, encontraría quizás, al viejo con sus perros, sin voluntad, sin vida, sin nada...
Dong@to
La Ilusion mas grande en mi vida, es tener tu amor, bella Pequeña...
Avatar de Usuario
Dongato
Oscar
 
Mensajes: 943
Registrado: Mar 21 Abr, 2009 11:18 pm
Gracias dadas: 4
Gracias recibidas: 14

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Adolfo » Vie 21 Ago, 2009 3:32 am

Buen relato, rondando en lo espeluznante...

Yo sólo le habría puesto "El Sótano"; dicen los entendidos que un título con artículo es más efectivo, aunque quizá anunciaría mucho de la historia...

Pronto vendrán historias coloridas estoy seguro... :SS:
Libre... al fin...
Adolfo
Disco de Oro
 
Mensajes: 373
Registrado: Mié 24 Jun, 2009 10:21 pm
Ubicación: Ciudad Guatemala
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 10

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Adolfo » Vie 21 Ago, 2009 3:39 am

Perdón, "un título con artículo y un (solo) sustantivo es más efectivo" debería decir en el post anterior.

Lo que diferencia a las narraciones de una simple exposición de hechos es que al final el o los protagonistas cambian, para bien o para mal; dejan de ser los personajes que eran al principio; es más efectivo si el cambio es para bien, por supuesto, pero en literatura, paradójicamente, no hay nada escrito...
Libre... al fin...
Adolfo
Disco de Oro
 
Mensajes: 373
Registrado: Mié 24 Jun, 2009 10:21 pm
Ubicación: Ciudad Guatemala
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 10

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Lutetios » Vie 21 Ago, 2009 4:29 am

La verdad, la verdad, la verdad es que me gustaron mucho ambos relatos, sumamente diferentes.
El de ambiguo, basado en la emoción, y el de Dongato con un halo paranormal, hermosas muestras de lo que nos puede seguir ofreciendo este foro.
Muchas gracias muchachos por permitirnos conocer lo que hacen.
Espero que no dejenh de escribir.
Avatar de Usuario
Lutetios
Eurovisivo
 
Mensajes: 151
Registrado: Dom 12 Jul, 2009 6:17 am
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 0

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Vie 21 Ago, 2009 4:30 am

sin título...

Había una vez una niña de 6 años que tenía una muñeca a la que quería mucho: la bañaba, la vestía, peinaba, le daba de comer, le cantaba, se dormía con ella, en fin, siempre tenía a la muñeca consigo.
fueron pasando los días, semanas, meses y la niña seguía con su muñeca.

Sin embargo, pasaron los años. la niña poco a poco, conforme fue creciendo, se fue olvidando de la muñeca. cuando cumplió 14 años, ya no le hacía caso; ni siquiera la tocaba, la aventó al closet y ahí la dejó.

Cierto día, fue a la escuela en el turno vespertino, después se fue con sus amigas a hacer un trabajo que les había encargado la maestra de Historia y que tenían que hacer por equipos.

Se entretuvieron tanto que cuando la niña (ahora una jovencita), llegó a su casa, ya era de noche y estaba oscuro. Vio que en su casa tampoco había luces encendidas. abrió con su llave y prendió la luz de la sala.
-!Mamá! !Papá! ya llegué... Mamá... Papá..

Nadie le contestó, subió las escaleras, llegó a su cuarto, se cambió de ropa, apenas iba a prender el televisor cuando oyó un ruido afuera de su cuarto.

-Mamá, ¿eres tú? ¡Papá?...

nadie contestó... abrió la puerta de su cuarto, se asomó y vió luces en la sala, oyó ruidos, pero no distinguió si había alguien. bajó las escaleras, llegó a la sala.
¿Mami? ¿Papi?... nadie contestó.

Entonces oyó ruido en la cocina, se dirigió ahí y cuando entró a la cocina... se apagaron las luces de la sala...

-¿Mami? ¿Papi? ¿Quién está ahí?... Nadie contestó.

En eso escuchó ruidos en las escaleras... se asomó... no había nadie... prendió las luces de las escaleras, empezó a subirlas; cuando iba a la mitad... se apagaron las luces de la cocina.

-MAMI!!! PAPI!!! ME ESTOY ASUSTANDO!!!

Cuando llegó arriba oyó ruidos en el cuarto de sus papás, se acercó, la puerta estaba cerrada, pero se oían ruidos apagados... se acercó aún mas... estiró la mano hacia el picaporte...algo le decía que no abriera esa puerta, pero parecía que su mano se movía sola. ella sólo veía su mano acercándose a la puerta, la vio tomar el picaporte, darle vuelta, empujar la puerta. todo estaba oscuro. temerosa se acercó, se asomó..nada... no se veía nada...dirigió su mano para prender la luz cuando de pronto...escuchó, muy claro, de todas partes del cuarto...







!!! FELIZ CUMPLEAÑOS!!!

eran su familia y amigos... que le habían hecho una fiesta sorpresa...


MIZPAH!!!
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Vie 21 Ago, 2009 4:31 am

NOTA:

tal vez no cumpla con los requisitos de un cuento, pero esos cuentos se los inventó a mis niños de primaria, ellos se asustan y se emocionan...hasta el final en que, aliviados, lanzan una carcajada.

aclaro... en Monterrey hay una leyenda de una muñeca que se aparece y todos los niños de primaria la conocen, por eso el cuento es efectivo con ellos.

no le pongo título porque así los niños no saben que les espera...

MIZPAH!!!
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Lutetios » Vie 21 Ago, 2009 4:51 am

:jaja: Xoav
¡¡¡Muy buena la idea!!!

Pero a ver si dejas de andar asustando niños :)):
Avatar de Usuario
Lutetios
Eurovisivo
 
Mensajes: 151
Registrado: Dom 12 Jul, 2009 6:17 am
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 0

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Vie 21 Ago, 2009 5:50 am

Lutetios escribió::jaja: Xoav
¡¡¡Muy buena la idea!!!

Pero a ver si dejas de andar asustando niños :)):



:jaja: :jaja: :jaja: :)): :)):

ya se!!! pero a los niños les gustan esas historias, vieras sus caritas cuando lo voy narrando, porque (aunque este mal que yo lo diga) soy un buen cuenta-cuentos (de hecho hice un diplomado en el tema), el cambio de tono, las miradas, los sonidos que hago, pero luego cuando viene el final "gracioso" se alivian, relajan... ello va con el objetivo de que poco a poco ellos vayan entendiendo que las cosas que les dan miedo, siempre tienen una explicacion (bueno, para mi que soy medio exceptico en cuestiones paranormales)

MIZPAH!!!

:jaja: :jaja:
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Adolfo » Vie 21 Ago, 2009 7:14 am

Buenos aportes, mis amigos.

Me he acordado del primer consejo que escuché cuando me inicié en este bendito pasatiempo de escribir: Que el final no sea "Y entonces me desperté".

He aquí un relato que se enmarca dentro del dadaísmo o lo absurdo. Creo que no pretende nada, quizá haya sido sólo un ejercicio para romper el famoso "writer´s block" o el desarrollo alterno de una idea.

LA BÚSQUEDA

Lo vi caminar con determinación hacia mí en el otro extremo de ese callejón ennegrecido por la noche y la mugre de la ciudad; conforme se acercaba me pareció un buen prospecto: alto, fornido, joven, sobrio. Ojalá no fuera un imbécil como los otros. A pocos pasos de mí se metió la mano en alguna parte del pantalón y extrajo un filoso cuchillo en el cual se reflejó la luz de la luna un segundo. Bueno, no sabía si el objeto era filoso. Esperaba que lo fuera. Aunque eso me decepcionó un poco. Habría preferido que llevara un arma de fuego. Podía imaginarme la sensación de ser tasajeado, y no era nada agradable, pero no podía pensar en cómo sería recibir un balazo en cualquier parte del cuerpo. Esto era infinitamente mejor.

Pensaba, además, que el dolor de un balazo no dolería tanto.

El tipo, pelón y barbudo, más feo que la resaca, no era tan alto, fornido, joven, ni tan sobrio como lo vi al principio, pero era todavía un buen partido. Me tomó del cuello con violencia y su aliento fétido a basura podrida se estrelló en mi cara. Me lo dijo con firmeza, aunque en un tono bajo:

–¡El dinero o la vida, hijo de cien putas!

–¡Pues la vida, porque el dinero me va a servir, abuelo!

No entendió o no apreció la broma. Con la cacha del cuchillo me golpeó la jeta. Escupí un colgajo mientras el tipo me empujaba hacia la pared. La cabeza me reviró contra ella. Habíamos empezado bien. Con destreza, me colocó el arma en la garganta. Pensé que el metal se encontraría frío, pero estaba equivocado. Del cuchillo emanaba un calorcillo que en otras circunstancias habría hallado agradable. Para mayor efecto, hundió el arma en mi piel. Sentí, o creí sentir, que un hilillo de sangre me corría por el cuello. Con la mano libre comenzó a bolsearme. Me hundió más la hoja del arma cuando no encontró más que un papel doblado. Lo sacó e intentó leerlo a la escasa luz de la callejuela. Me arrastró a una esquina, en donde un poste de luz facilitaría la lectura del papel. A cada tres palabras dirigía sus ojillos rojizos hacia mí. El odio en ellos era casi palpable. Terminó de leer la nota y con la mano que la sostenía me dio un golpe que me hizo ver luces.

–¿Qué es esta vaina? –vociferó y comenzó a repetir en tono burlón lo que el papel decía–. “NO SE CULPE A NADIE DE MI MUERTE. SOY UN ENFERMO TERMINAL Y COMO NO TENGO VALOR PARA ARRANCARME LA VIDA BUSQUÉ A UN BASTARDO, HIJO DE PERRA MÁS ENFERMO QUE YO, PARA QUE ME HAGA EL FAVOR DE ENVIARME LEJOS DE ESTE VALLE DE LÁGRIMAS”.

Cuando leyó la parte de “bastardo… …que yo” me propinó otro golpe que me sacó, irónicamente, las lágrimas.

–Pues te hago el favor, maldito. No pensaba matarte pero ahora te lo has ganado, loco hijo del diablo.

–Gracias, papá – le dije con humildad–. Pero hazlo rápido, por favor, no me gustaría tardarme mucho muriendo.

–¡Un momento! ¿Piensas que soy un idiota? ¡Este papel tiene mis huellas! ¡Yo me lo llevo!–. Antes de embolsárselo me volvió a golpear. Creí que me mataría a golpes y que mi muerte sería tan lenta como dolorosa.

Antes de nadar en la nada mi último pensamiento fue que de nuevo me había equivocado. El tipo era otro imbécil. El puñetazo que me estrelló en pleno rostro, y que más que sentirlo lo viví, me lo comprobó. Sentí que algo se quebraba en mi cara y de inmediato una negrura confortable me envolvió. ¿Anestesia o cobardía?

Cuando desperté, aún era de noche. Me dolía la cara, aunque menos que las otras veces. Caminé hacia casa, preguntándome si no iba a morirme de causas naturales antes de encontrar a un hombre lo suficientemente malvado que le quitara la vida a un enfermo terminal inconsciente y lo suficientemente inteligente para deshacerse de un papel que lo implicaría en un asesinato y que lo enviaría a prisión, como bien lo sabía una docena de criminalillos.

Ahora son menos los maleantes en las calles, pero yo continúo buscando a ese mal samaritano que me haga el favor…
Libre... al fin...
Adolfo
Disco de Oro
 
Mensajes: 373
Registrado: Mié 24 Jun, 2009 10:21 pm
Ubicación: Ciudad Guatemala
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 10

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Mar 25 Ago, 2009 5:19 am

pues esta bien redactado... no creo que sea solo el desarrollo de una idea, me parecio bueno. me gustó.


MIZPAH!!!
por cierto por andar publicando mi cuento, ni me acordé de comentar los anteriores y he de decir que fue una buena manera de iniciar este hilo muy buenos los dos.
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Adolfo » Mar 25 Ago, 2009 9:32 pm

Amigos, que estén muy bien, no se olviden de soñar y no se olviden de que mucha gente los aprecia...

Me alejo de este foro (si no fuera por el tema del mismo -música del recuerdo- diría que es un foro de niños) en el que tuve roces y malentendidos, algunos con razón, otros no tanto... pero también me llevo gratos recuerdos de algunos compañeros que me brindaron algunas muestras de aprecio...

xoav, pocho, Lutetios, remember, Tikal y otros... gracias por su presencia en este foro...

Por aquí los veré, entraré eventualmente a escuchar las canciones que foristas muy finos y atentos colgaron a petición mía...

Que estén bien, lo material poco importa, amen y déjense amar, pero sobre todo NO SE OLVIDEN DE SOÑAR y no se olviden de quién son en realidad... ya parezco profeta, ja, ja...!!!!!

Bendiciones de lo Alto...
Libre... al fin...
Adolfo
Disco de Oro
 
Mensajes: 373
Registrado: Mié 24 Jun, 2009 10:21 pm
Ubicación: Ciudad Guatemala
Gracias dadas: 0
Gracias recibidas: 10

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Mié 26 Ago, 2009 2:38 am

Ambiguo... es una pena esta TU DESICIÓN, y como tal he de respetarla. agradezco la mencion de mi nombre como algo bueno que te ocurrió en el foro. gracias por tus aportes y opiniones, se te extrañará. buena vida, gracias y


MIZPAH!!!
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor Megaraptor » Lun 25 Oct, 2010 4:48 am

Los partisanos (relato corto)

Los partisanos descendían con el sol a su espalda. Yo miraba desde el suelo, entre la hierba, sintiendo el rocío en todo mi cuerpo.
Avanzaban cautelosos, aunque sabiendo que nada los detendría. Ni yo, que he matado a tantos.
De sus rostros polvorientos sólo veía las barbas y esperé en un rincón de la colina, oculto, mi destino. Sabía que si me veían pronto estaría muerto.
Atrás, en el pueblo, nada me esperaba. Pero si intentaba retroceder era lo mismo, todo acabaría rápido. Decidí entonces, desesperado, llevarme a varios de ellos conmigo. Daba igual arriba o abajo, pero no me entregaría facilmente.
Sí, vendería cara mi vida.
Esperé unos minutos hasta que el más viejo de ellos estuvo a mi lado. Entonces salté a su garganta y lo mordí; creo que no lo notó, porque tenía duro el pellejo.
Pero el joven soldado detrás suyo, me arrancó de su cuello y reventó mi vientre.
Ya todo se vuelve borroso...
Megaraptor
 

Re: EL ESPACIO DE LOS CUENTEROS

Notapor xoav » Lun 25 Oct, 2010 5:53 am

Mega... me gusta mucho cuando un relato nos deja con cierto suspenso...

lo habrán rematado? lo habrán dejado hasta desangrarse? quiza se salvó...

MIZPAH!!!


por cierto... Adolfo... saludos
ImagenCCES EN FACEBOOK



Nosotros es el pronombre que más me gusta; porque ahí cabemos Yo, Tú, Él, Ustedes y Ellos. German Dehesa.
Avatar de Usuario
xoav
Administrador
 
Mensajes: 11168
Registrado: Mié 26 Nov, 2008 4:58 am
Ubicación: Monterrey, México
Gracias dadas: 792
Gracias recibidas: 1393

Siguiente

Volver a ✎ LITERATURA Y POESÍA

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado