John Barry (rss)

Disfruta de temas instrumentales inolvidables.

Re: John Barry

Notapor Roy58 » Lun 10 Nov, 2014 2:46 am

John Barry Orchestra - Theme From The Deep (1977)

David Sanders (Nick Nolte) y Gail Berke (Jacqueline Bisset) están de vacaciones en Bermudas y se dedican a bucear en las proximidades de antiguos restos de naufragios. Gail encuentra un antiguo medallón con una imagen femenina y las letras "S.C.O.P.N." seguidas de una fecha, 1714, encuentra también una ampolla conteniendo un líquido color ámbar que resulta ser morfina medicinal, proveniente de la nave Goliath que se había hundido en las cercanías durante la Segunda guerra mundial, llevando una carga de munición y medicinas.

Imagen

"¡El hombre se hace viejo muy rápido pero se hace sabio demasiado tarde!"
Avatar de Usuario
Roy58
Moderador
 
Mensajes: 7825
Registrado: Mié 14 Feb, 2007 10:58 pm
Ubicación: Puente del Mundo, Corazón del Universo
Gracias dadas: 1692
Gracias recibidas: 1647

Re: John Barry

Notapor Roy58 » Lun 10 Nov, 2014 3:10 am

John Barry & The Royal Philharmonic Orchestra - Mary Queen Of Scots (1971)

María, Reina de Escocia es el film de la Universal Pictures de 1971 con carácter biográfico, película basada en la vida de esa reina. Vanessa Redgrave protagoniza el personaje titular y Glenda Jackson el de Elizabeth I.

Vivaz, bonita, y lista (según cuentan sus contemporáneos), María tuvo una juventud prometedora. Coronada ya reina de Escocia y con su acuerdo matrimonial ya pactado por su madre, llegó a Francia en 1548, a la corta edad de cinco años, para vivir durante los diez años siguientes en la corte francesa. Su propia pequeña corte que la acompañó desde Escocia consistía en dos lores, dos medios-hermanos, y las "cuatro Marías," cuatro pequeñas muchachas de su propia edad, todas llamadas María e hijas de las familias más nobles de Escocia: Beaton, Seaton, Fleming, y Livingston.

Mientras, en la corte francesa, la joven reina era la favorita. Ella recibió la mejor educación disponible, y al término de su juventud, dominaba los idiomas: francés, latín, griego, español e italiano, además de su escocés nativo. También aprendió a tocar dos instrumentos, prosa, equitación, cetrería y costura.

El 24 de abril de 1558, María se casó con el Delfín Francisco en la catedral de Notre Dame en París y, a la muerte de Enrique II el 10 de julio de 1559, se convirtió en reina de Francia al acceder su marido al trono como Francisco II de Francia. Bajo las leyes ordinarias de sucesión, María era también la siguiente en la línea al trono inglés después de su prima,la reina Isabel I de Inglaterra, la cual no tenía hijos. Sin embargo, según la iglesia católica, Isabel era bastarda, lo que convertía a María en la legítima heredera del trono inglés. Sin embargo, de acuerdo al Acta de Sucesión Pro-Protestante que estuvo vigente en Inglaterra, la voluntad de Enrique VIII legitimaba el derecho de Isabel y excluía explícitamente a los Estuardo de la sucesión al trono inglés. Los apuros de María aumentaron aún más con el levantamiento hugonote en Francia, llamado el tumulto de Amboise (6–17 de marzo de 1560), haciendo imposible para los franceses apoyar a María en el reino de Escocia y en sus pretensiones en Inglaterra.

Su madre María de Guisa muere el 10 de junio de 1560, y su esposo Francisco II falleció el 5 de diciembre del mismo año, debido a esto la suegra de María Catalina de Médicis se convirtió en la regente del reino por la minoridad de su segundo hijo y ahora nuevo rey Carlos IX. Bajo los términos del Tratado de Edimburgo, firmado por los representantes de María el 6 de julio de 1560, tras la muerte de María de Guisa, Francia emprendió la retirada de sus tropas de Escocia y reconoció el derecho de Isabel I de gobernar Inglaterra. La joven reina María, de 18 años de edad y aún en Francia, rehúso ratificar con su firma el tratado.

La joven reina viuda volvió a Escocia poco después, llegando al puerto de Leith el 19 de agosto de 1561. Seguía siendo una muchacha de apenas 18 años, y, a pesar de sus talentos, su educación no le había dado el juicio suficiente para hacer frente a la situación política peligrosa y compleja de la Escocia de aquel tiempo. La religión había dividido al pueblo, y el hermano ilegítimo de María, Jacobo Estuardo, I conde de Moray, era el líder de la facción protestante. María -católica devota- estuvo apoyada por los católicos ingleses y mirada con suspicacia por Isabel I de Inglaterra, prima de su padre y monarca del país protestante vecino. El reformador protestante Juan Knox predicó contra María, condenándola por asistir a misa, por bailar, vestir elaboradamente, y muchas otras cosas, tanto verdaderas como imaginarias.

Para decepción del partido católico, María no accedió con firmeza a tomar la causa católica. Toleró el orden protestante establecido, y mantuvo a su medio-hermano, el conde de Moray, como su principal consejero. En esto, la reina tuvo que reconocer su carencia de mando militar eficaz delante de los lores protestantes. Incluso accedió por consejo de Jacobo de Moray a la ejecución del principal noble católico de Escocia, Lord Huntly, en 1562.

En 1561, María trata de cerrar la brecha existente entre ella y la reina Isabel I, invitándola a visitar Escocia. Isabel rehusó y las malas relaciones continuaron entre ellas. La reina entonces envió a Guillermo Maitland de Lethington como embajador a la corte inglesa para comprobar las posibilidades de María como potencial heredera al trono inglés. La respuesta de la reina Isabel fue fulminante, según algunos, la siguiente: "en cuanto a tomar mi corona, por mi tiempo pienso que ella no lo logrará". Sin embargo, María, en una carta a su tío materno Francisco, duque de Guisa, informa de otras cosas que Maitland le dijo, incluyendo la declaración supuesta de Isabel, respondiendo que "para mi parte no sé alguien mejor, ni al que yo preferiría en lugar de a ella". Entre otras cosas, Isabel estaba atenta al papel que el Parlamento tendría que jugar en la materia.

En diciembre de 1561, se llevaron a cabo negociaciones para que ambas reinas se pudieran conocer, esta vez en Inglaterra, pero Isabel cambió su idea. La reunión había sido fijada para realizarse en York "u otra ciudad" en agosto o septiembre. En julio, Isabel envió a sir Henry Sidney para decirle que se cancelaba la reunión, debido a la guerra con Francia. En 1563, Isabel idea otra tentativa para neutralizar a María sugiriéndole que se casara con Robert Dudley, I conde de Leicester (cuñado de Sidney), en quien Isabel confiaba y que, pensó, podría controlar. Dudley era protestante, por lo que éste podría solucionar un problema doble para Isabel: la causa protestante y el control de María. Isabel I envió al embajador a decir a María que, si ella accedía a casarse con alguien (hasta ahora innombrado) que Isabel eligiera, ésta "procedería a nombrarla junto con su marido los designaría siguientes en la línea sucesoria y herederos". Esta oferta fue rechazada.

El 29 de julio de 1565, en el palacio de Holyrood, María se casó inesperadamente con Enrique Estuardo, duque de Albany, conocido como Lord Darnley, descendiente como ella del rey Enrique VII de Inglaterra y primo hermano suyo. Esta unión, con uno de los principales líderes católicos, precipitó que el medio-hermano de María, el conde de Moray, organizara con otros lores protestantes la rebelión abierta. María se refugia en el castillo de Stirling el 26 de agosto de 1565 para enfrentarlos, volviendo a Edimburgo para reunir tropas el mes siguiente. Moray y los nobles rebeldes son derrotados y tienen que marchar al exilio, siendo la acción militar decisiva que dio a la reina la victoria conocida como la Incursión de Chaseabout. El matrimonio también enfureció a Isabel, pues sentía que ella debería haber dado su consentimiento para la unión, pues Darnley era un noble inglés. Isabel se sentía amenazada por la unión debido a que con la sangre real escocesa e inglesa de Darnley, cualquier hijo de María y Darnley tendría un sólido derecho a los tronos de Escocia e Inglaterra (como efectivamente pasó años más tarde).

Poco tiempo después, María quedó embarazada, pero Darnley pronto se convirtió en un obstáculo para la reina, exigiendo con energía que se le diera el título de "rey". También estaba celoso de la amistad que había entre la reina y su secretario privado, David Rizzio, y, en marzo de 1566, Darnley participa en una conspiración secreta con los nobles que se habían rebelado contra María en la incursión de Chaseabout. El 9 de marzo un grupo de lores, acompañado por Darnley, asesinaron a Rizzio mientras estaba conversando con la reina en el palacio de Holyrood. Esta acción fue el motivo definitivo para la ruptura de su matrimonio. Darnley pronto cambió de lado otra vez y traicionó a los lores rebeldes. Pero en otra ocasión, atacó a María para conseguir que abortara a su aún no nacido hijo. El 19 de junio de 1566, en el castillo de Edimburgo, la reina dio a luz un hijo, Jacobo. Entonces, se pone en marcha un plan para eliminar a Darnley, que se encontraba enfermo (posiblemente sufriendo de sífilis). Él se recuperaba en Kirk o' Field, una casa en Edimburgo, en donde María lo visitaba con frecuencia, de modo que se pensara que una reconciliación estaba llevándose a cabo. El 10 de febrero de 1567, la casa donde se alojaba explota, y Darnley fue encontrado muerto en el jardín; aunque parecía haber sido estrangulado. Este acontecimiento, que pudo haber sido la salvación de María, sólo acabó dañando aún más su reputación. Jacobo Hepburn, IV conde de Bothwell, un aventurero que se convirtió en su tercer marido, fue generalmente considerado como el culpable del asesinato, y fue juzgado en una parodia de corte y absuelto. María procuró recuperar la ayuda entre sus Lores mientras que Bothwell consiguió que algunos de ellos firmaran el llamado pacto de la taberna de Ainslie, en el cual acordaron apoyar sus aspiraciones de casarse con María.

El 24 de abril de 1567, María visitó a su hijo en Stirling por última vez. En su camino de regreso a Edimburgo fue raptada, ya sea voluntariamente o no, por Bothwell y sus hombres, y llevada al castillo de Dunbar donde ella pudo haber sido violada por él. El 6 de mayo volvieron a Edimburgo y el día 15 de mayo, en el palacio de Holyrood, se casaron en una ceremonia protestante.

La nobleza se volvió contra María y Bothwell y levantó un ejército contra ellos. Los recién casados se enfrentaron a los lores en Carberry Hill el 15 de junio, pero al final no hubo batalla porque María acordó acatar sus órdenes con la condición de que le dejaran ir a Bothwell. Los nobles rompieron su promesa y la llevaron a Edimburgo, encarcelándola en el castillo de Loch Leven, situado en una isla en el centro de Loch Leven. Entre el 18 y el 24 de julio de 1567, María sufrió un aborto de gemelos en ese castillo. Finalmente, el 24 de julio, la forzaron a abdicar del trono escocés en favor de su hijo Jacobo, de apenas un año de edad. El 2 de mayo de 1568, disfrazada de lavandera, logra escapar de Loch Leven y logra levantar un ejército pequeño para poder, de esa manera, recuperar el trono. Después de la derrota de su ejército en la batalla de Langside, el 13 de mayo, huyó a Inglaterra y tres días más tarde, fue capturada por los oficiales de Isabel en Carlisle el 19 de mayo. Durante su encarcelamiento, ella hizo famosa la frase "En ma Fin gît mon Commencement" ("En mi final está mi comienzo".) bordada en su ropa formal.

Después de dudar sobre la cuestión de la participación o conocimiento de María en la conspiración para asesinar a Lord Darnley, Isabel ordena una investigación que finalmente conduce a un juicio. Fue realizado en York entre octubre de 1568 y enero de 1569. La investigación tuvo un marcado carácter político porque Isabel no deseaba condenar a su prima por asesinato. María rechazaba reconocer la potestad de ninguna corte extranjera de intentar acusarla por ser una reina ungida, y en última instancia el hombre a cargo del procesamiento, Jacobo Estuardo, conde de Moray, gobernaba Escocia como regente del hijo de María. El principal motivo del procesamiento era mantenerla fuera de Escocia y a sus partidarios bajo control.

En 1570, Isabel fue persuadida por los representantes de Carlos IX de Francia al prometer ayudar a María a recuperar su trono. Como condición previa, ella exigió la ratificación del Tratado de Edimburgo, algo que a María sin embargo no le convenía. William Cecil, I barón de Burghley, continuó las negociaciones con María en el favor de Isabel. Las dos reinas nunca llegaron a conocerse.

En 1572, el Parlamento, a órdenes de la reina Isabel I, introdujo una ley que eliminaba a María de la sucesión al trono inglés. Isabel, de manera inesperada, rechazó darle el consentimiento real. Lo único que hizo para tratar de frenar a la cautiva reina fue en 1584, cuando promulgó un documento, el llamado Pacto de la Asociación dirigido a evitar que cualquier supuesto sucesor se beneficiara con su posible asesinato. No implicaba a nadie legalmente, pero fue firmado por miles de nobles, incluyendo a la misma María.

La ejecución de María se convirtió en un tema que Isabel no podía seguir alargando más. Ella estuvo implicada en varias conspiraciones para asesinar a Isabel, sublevar el norte católico de Inglaterra, y apoderarse del trono, posiblemente con ayuda francesa o española. Algunos de los partidarios de María creen que estos complots fueron inventados para perjudicarla.

María fue declarada culpable por traición por una corte de cerca de 40 nobles, incluyendo católicos, después de estar implicada en la supuesta conspiración de Babington, donde ella habría dado su autorización para asesinar a Isabel. La decapitaron en el castillo de Fotheringhay el 8 de febrero de 1587. María eligió usar un vestido rojo, declarándose una mártir católica. Tenía 45 años de edad.

María fue sepultada inicialmente en la catedral de Peterborough, pero en 1612 sus restos fueron exhumados por orden de su hijo, el rey Jacobo I de Inglaterra, quien la entierra en la capilla de Enrique VII de la abadía de Westminster, en un monumento funerario tallado en mármol, obra del escultor real Cornelius Cure. Permanece allí, a solamente 9 metros del sepulcro de su prima Isabel.


Imagen

"¡El hombre se hace viejo muy rápido pero se hace sabio demasiado tarde!"
Avatar de Usuario
Roy58
Moderador
 
Mensajes: 7825
Registrado: Mié 14 Feb, 2007 10:58 pm
Ubicación: Puente del Mundo, Corazón del Universo
Gracias dadas: 1692
Gracias recibidas: 1647

Re: John Barry

Notapor Roy58 » Sab 29 Nov, 2014 1:18 am

John Barry - The Cotton Club (1984)

"The Cotton Club" película estadounidense de 1984, dirigida por Francis Ford Coppola. Protagonizada por Richard Gere como Dixie Dwyer, Nicolas Cage como Vincent Dwyer, Fred Gwynne (ex Herman Munster) como Frenchy Demange, Laurence Fishburne como Bumpy Rhodes, Gregory Hines como Sandman Williams, Diane Lane como Vera Cicero, Bob Hoskins como Owney Madden y James Remar como Dutch Schultz en los papeles principales. No tuvo éxito comercial a pesar del elenco de lujo.
En 1919, la Ley Seca ha generado una ola de violencia que se ha extendido través de los Estados Unidos. En Nueva York, el Cotton Club, un Cabaret que es el inframundo, políticos y celebridades del momento se dan el gusto de los placeres prohibidos. Un trompetista blanco y una bailarina negra son barridos en una tormenta donde el amor y la ambición se juega al ritmo de la danza del grifo, el jazz ... y ametralladoras.


Imagen

"¡El hombre se hace viejo muy rápido pero se hace sabio demasiado tarde!"
Avatar de Usuario
Roy58
Moderador
 
Mensajes: 7825
Registrado: Mié 14 Feb, 2007 10:58 pm
Ubicación: Puente del Mundo, Corazón del Universo
Gracias dadas: 1692
Gracias recibidas: 1647

Re: John Barry

Notapor Roy58 » Sab 25 Jun, 2016 5:05 pm

John Barry & The Royal Philharmonic Orchestra - Body Heat (1981)

Interpretada por William Hurt y Kathleen Turner. La producción, dirigida por Lawrence Kasdan, está considerada un film noir moderno en el que en una calurosa localidad de la costa de Florida, el mediocre abogado Ned Racine (William Hurt) comienza un romance con Matty Walker (Kathleen Turner), la esposa de un hombre de negocios entrado en años. Walker convence a Racine para quitar al marido de en medio, y ambos confabulan un asesinato. Sin embargo, la suerte de Racine será muy distinta a los planes previstos.

La melodía no es de mis temas preferidos pero el disco en el que está contenido sí que lo es! Moviola!!!


Imagen

"¡El hombre se hace viejo muy rápido pero se hace sabio demasiado tarde!"
Avatar de Usuario
Roy58
Moderador
 
Mensajes: 7825
Registrado: Mié 14 Feb, 2007 10:58 pm
Ubicación: Puente del Mundo, Corazón del Universo
Gracias dadas: 1692
Gracias recibidas: 1647

Anterior

Volver a Música Instrumental

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado