La música campesina cubana. (rss)

El son, la trova, la rumba, la balada, los danzoneros...Cuba va

Re: La música campesina cubana.

Notapor Roberto García. » Dom 19 Feb, 2012 6:44 pm

Imagen


Sube la loma campana - El Jilguero de Cienfuegos

Imagen
El Jilguero y Martica Morejón en Arimao 1985.

Foto : Cortesia del fotógrafo Roberto Bello
:gracias:



1. Yo soy el punto cubano Autor: Celina González / Reutilio Domínguez
Intérprete: Celina González

2. Sube la loma Campana Autor: El Jilguero de Cienfuegos
Intérprete: El Jilguero de Cienfuegos

3. Parranda Autor: Ramón Huerta / Antonio Acanda
Intérprete: Conjunto Los Montunos

4. Mi tierra es así Autor: Radeunda Lima
Intérprete: Radeunda Lima

5. Las que se pintan el pelo Autor: Chanito Isidrón
Intérprete: Chanito Isidrón

6. Las riquezas naturales Autor: Anónimo
Intérprete: Conjunto Los Pinares

7. Amanecer guajiro Autor: Alfredo Brito
Intérprete: Ramón Veloz

8. La alborada Autor: Juan C. Nápoles Fajardo
Intérprete: Martica Morejón

9. Controversia Autor: Justo Vega / Adolfo Alfonso
Intérprete: Justo Vega / Adolfo Alfonso

10. Mi pedacito de tierra Autor: Ramón Huerta
Intérprete: Coralia Fernández

11. Palmas y cañas Autor: Miguel Ojeda
Intérprete: Conjunto Palmas y Cañas

12. La rosa oriental Autor: Ramón Espígul
Intérprete: Ana María Chomat

13. Zapateo Autor: José Manuel Rodríguez
Intérprete: José Manuel Rodríguez

14. Guajira guantanamera Autor: Joseíto Fernández
Intérprete: Ramón Veloz / Coralia Fernández
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Roberto García.
Miembro de Honor
 
Mensajes: 6245
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 585
Gracias recibidas: 609

Re: La música campesina cubana.

Notapor Robe » Sab 07 Jul, 2012 1:53 am

Grupo Los Pinos.
Grupo de música campesina de la zona de Trinidad ,en la provincia de Sancti Spíritus


Imagen


1. Guantanamera
2. Que Lindo Suena La Tumba
3. La Caldosa De Kike Y Marina
4. Carmela Mia
5. Zarandonga
6. Aunque Quiera Olvidarte
7. Decimas Cubanas
8. Mirame A Los Ojos Y Veras En Ellos
9. Ay Maria Como Ruego Este Año
10. Ese Palo Que Esta Ahi Tiene Jutia
11. Para Que Te Metes Conmigo
12. Que Te Parece Cholito
En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.
autor: Piotr Ilich Chaikovski


Imagen
Avatar de Usuario
Robe
Miembro de Honor
 
Mensajes: 4180
Registrado: Vie 28 May, 2010 1:17 am
Ubicación: Miami- U.S.A
Gracias dadas: 503
Gracias recibidas: 953

Re: La música campesina cubana.

Notapor Robe » Sab 07 Jul, 2012 2:08 am



Grupo Los Pinos
En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.
autor: Piotr Ilich Chaikovski


Imagen
Avatar de Usuario
Robe
Miembro de Honor
 
Mensajes: 4180
Registrado: Vie 28 May, 2010 1:17 am
Ubicación: Miami- U.S.A
Gracias dadas: 503
Gracias recibidas: 953

Re: La música campesina cubana.

Notapor Roberto García. » Sab 07 Jul, 2012 7:28 pm

Imagen
Los Pinos ( Fotográfia de Roberto Garcia)
Conocí a esa agrupación sonera que toca en las calle del casco antiguo de Trinidad.
Su director Armando Reina Zulueta.
Gracias Pare55 por lo posteado.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Roberto García.
Miembro de Honor
 
Mensajes: 6245
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 585
Gracias recibidas: 609

Re: La música campesina cubana.

Notapor Roberto García. » Lun 12 Nov, 2012 4:01 pm

Música Guajira

1. Análisis

Básicamente moviéndose con dos géneros, el punto libre y el punto fijo, con algunas incursiones en la seguidilla, la música guajira debe haber sido el primer género musical autóctono que se constituyó como tal en Cuba, posiblemente hacia fines del siglo XVIII.28
La primera referencia completa del mismo la da Esteban Pichardo en 1836, con la denominación de "Ay" o "El Ay" y también "Llanto". Tal parece que para entonces el punto se refería al acompañamiento musical, que era con tiple, guitarra o arpa.29 Cantado al principio solamente por hombres, por lo menos en grabaciones, después se le incorporan voces femeninas, como veremos. El primer autor que menciona el tiple es el español Pablo Minguet en un método para tañer instrumentos, en 1754. Lo define como guitarra pequeña con cinco cuerdas dobles afinadas más alto. Tuvo amplio uso en Puerto Rico y el resto de
Latinoamérica con variantes en su construcción.30 El punto se acompañó después con bandurria, guitarra y claves. La bandurria española es el más agudo de los instrumentos de la familia del laúd y similar a éste, con doce cuerdas que se afinan de a pares.31 La bandurria fue cayendo en desuso, y después de la década del veinte no se menciona en grabaciones por haberla sustituido el laúd. El laúd, antiguo instrumento de origen árabe, sufrió muchos cambios, mas para la época en que empieza a usarse en Cuba, sus características más usuales eran su forma de pera, fondo convexo y cuerdas dobles en número variable, generalmente doce.
Es posible que el punto existiera desde mucho antes a mediados del siglo XVIII. Lo cierto es que su forma literaria, la décima o espinela — diez versos octosílabos con consonancia ABBAACCDDC y pausa después del cuarto verso — se conocía desde el siglo XVI, y escritas en Cuba datan de 1762 las décimas de Diego Campos tituladas Relación y Diario de la prisión y destierro del Ilustrísimo Señor Don Pedro Morell de Santa Cruz.32 Según Jesús Orta Ortiz, el versificador Miguel González cantaba en décimas su impresión por el incendio ocurrido en el barrio de Jesús María, y por la misma época circulaban décimas en hojas sueltas que,
según Orta, el pueblo las cantaba — como las de un gran incendio en Remedios en 1819. Pero no aclara si yase usaba la forma de punto guajiro para acompañarlas.
Ya vimos que en las primeras grabaciones, tanto en cilindros de la Edison, como las de la Victor, que pueden ser de 1906 o de 1907, había una muestra importante del punto guajiro. De su inclusión hay que inferir que esta música tenía en los albores del siglo un arraigo en las clases económicas altas — las que contaban con capacidad para adquirir victrolas y discos — mayor al que tendría en épocas posteriores en que,como veremos, el punto al parecer pierde popularidad en esas capas sociales. Tanto la Columbia como la Victor grabaron frecuentemente, sobre todo desde 1908 hasta 1920, a cantantes de puntos guajiros. El acompañamiento era generalmente con bandurria o laúd y claves. Con el tiempo la bandurria va cayendo en desuso y de los años treinta en adelante sólo se usa el laúd, a veces acompañado de guitarra. También es de notar que las claves en la música guajira no siguen el patrón rítmico que es constante en toda la música afrocubana, o sea, tres golpes seguidos de un breve silencio y otros dos golpes cortos. En el punto guajiro las claves van trazando otro patrón rítmico que a veces acentúa la melodía, siguiendo muy de cerca al cantante.
En esta primera etapa de grabaciones no hay artistas exclusivos y los cantores, sobre todo de puntos, graban indistintamente para la Edison, Victor, Columbia y Brunswick, como Antonio Morejón, de voz clara, un poco nasal, como es usual en los cantantes de este género. Martín Silveira, de voz más aguda, sabemos por Jesús Orta que era negro, de origen congo y del pueblo de Wajay.34 Juan Pagés, el de voz más guajira, o sea, con más dejos característicos de este estilo, fue probablemente otro de los que más grabaron también. María Teresa Linares señala que Juan Pagés era apodado "El Cojo" y se decía que había cantado en la toma de posesión del primer presidente de la República, Don Tomás Estrada Palma, y que fue el autor, entre otras, dela tonada llamada "guambán", que imita el rasgueo de la guitarra, con la que termina todos los versos:
Apreciable señorita, guambán,
desde que te conocí, guambán,
siento una rebambaramba, guambán,
etc. (Victor 69255)
Otra razón que explica el interés de las clases pudientes por la música guajira en esta etapa es el afán blanqueador de Cuba en aquellos tiempos: se quería disimular y esconder el ancestro negro, por lo que era debuen ver ostentar de esta música guajira, más libre de influencias africanas. La propia María Teresa Linares menciona otros versadores famosos que dieron nombre a la tonada que acostumbraban cantar, y así se conocen las tonadas de Martín Silveira, Juan Pagés, Horacio Martínez, Antonio Morejón, Puertas Salgado, Carvajal, Teofilito, Marcial Benítez. También ignoramos casi siempre los nombres de los tocadores de
bandurria y laúd que acompañaron a estos cantantes. A diferencia del trovador, el cantador de música guajira no toca el instrumento de cuerda, ya que está bien ocupado improvisando las décimas que componen su canto, y es generalmente quien toca las claves. Sin embargo, según Orta, Miguel Puertas Salgado era "el juglar villareño del laúd peregrino" y Martín Silveira se acompañaba con su laúd, lo que los hace la excepción de la regla.
Los cantores que graban son todos masculinos, salvo en los casos de un diálogo seguido de un fragmento musical, grabación típica de las que hacían los artistas del Teatro Alhambra, en que cantaban sopranos, como la Jiménez, en varios discos. Los primeros de éstos parece que fueron los grabados el 7 de marzo de 1907 en la serie 98,000, y regrabados en — Vi-62263, 62264 y 62265. Claro que estos puntos no sonaban igual a los de los genuinos cantadores guajiros. Los artistas del teatro Alhambra grabaron muchos puntos, como veremos al estudiar su discografía. Hay también incursiones de trovadores en el género: el dúo
de Floro y Miguel, el terceto Nano, el dúo de Floro y Cruz, el terceto Vasconcelo, Sindo Garay y su hijo Guarionex, el dúo de Cruz y Miguel; con compositores de la talla de Garay y Corona como autores de estos puntos.
Los temas tratados por estos cantantes eran patrióticos, dedicados a figuras de nuestra historia o hechos, como El 27 de Noviembre, de Morejón (Co C808) o la batalla de Mal Tiempo; amorosos, satíricos,donde a veces el doble sentido criollo se escapa, como en La billetera, de Juan Pagés (Vi-79399): "...venden billetes de día y dan el premio de noche..." Abunda mucho la protesta por las condiciones económicas o la crítica política: Las agonías del pobre (Vi-62331) por M. Silveira, Las agonías de Cuba (Vi-62305) por Silveira,Hondureño (CO C962 y Vi-62263) de Morejón, Un guajiro de civismo (Co C3939) de Silveira, El burgués y el obrero (Columbia 1910) de Puertas y Silveira, Las despalilladoras (Vi72646) de Pagés (1921).
Aunque en la actuación real las décimas podrían ser más, el disco limitaba al trovador a tres décimas por cada cara del disco. A veces las dos caras del disco están dedicadas al mismo número como parte 1 y parte 2.
Las grabaciones fueron acústicas antes de 1925. Pero como se trataba de una sola voz, y de hecho lo que mejor captaba la grabación acústica era la voz humana, generalmente guardan un buen testimonio de su época.
No es aventurado situar el total, hasta 1925, en unas 350 grabaciones. He podido escuchar unas 40 de ellas. Sería interesante poder reunir un número mayor y fijar estilos, variaciones y modalidades en las melodías o tonadas, cambios en el acompañamiento de la bandurria al laúd, etc. Ver si es cierto, como expresó Carpentier, "muy poeta el guajiro cubano no es músico, no crea melodías".
Una ausencia notable es el zapateo, la forma bailable complementaria del punto guajiro, del que sólo aparecen pocas grabaciones, como veremos.
Aparte de su valor musical, la temática de protesta de muchos de estos puntos guajiros, heredada de los tiempos en que se cantó durante las guerras emancipadoras de Cuba, de 1868 a 1898, es bien interesante. Es por supuesto el punto de partida de la canción protesta o de contenido político social en Cuba y empalma con manifestaciones similares en el resto de Latinoamérica, aunque quizás no tan documentadas en disco como la cubana. Cabe preguntarse cómo las casas grabadoras norteamericanas permitieron estas expresiones, a veces contrarias a su país o a los gobernantes cubanos. La respuesta es sencilla: no conocían el idioma. Una anécdota de los ingenieros de la Columbia cuando estaban grabando al acordeonista Dewey
Segura en Nueva Orleáns en 1929, cantando éste en dialecto cajun, bien puede aplicarse a las grabaciones cubanas. Los ingenieros le dijeron a Segura: "We don't know what you are singing. We ask you just one thing: don't sing anything dirty" (No entendemos lo que usted está cantando; solamente le pedimos una cosa — no cante nada obsceno).39 Para Orta, esto se debía al desprecio de las casas disqueras hacia estos cantos; yo creo que era más bien desconocimiento del idioma.Al parecer, el punto decayó en el favor de los compradores de discos, porque encontramos pocas grabaciones del año 1925 en adelante. En la década del cuarenta comienza nuevamente a grabarse música guajira, aunque en mucho menor cantidad. Damos a todas las grabaciones de punto guajiro valor H.
Algunos ejemplos. Punto a Honduras, Antonio Morejón (Vi62263 y Co C962). Los versos, con algunasmodificaciones, se atribuyen al poeta cubano José Joaquín Palma, en ocasión de haber sido invitado por el Presidente de Honduras, donde estaba desterrado, a la proclamación de la independencia de dicho país.
Cuentan que antes de que Palma hablara, el presidente le ofreció una copa donde mezcló dos clases de vino.
Brindaron por la independencia de Honduras y Cuba. El público pidió que Palma improvisara unos versos:

Punto a Honduras

Perdona Honduras mi acento
que va mezclado en llanto:
yo como hondureño canto
más como cubano siento
y el amor y el ardimiento
se condensa a plenitud
ya pensé con ansiedad
yo canté tu libertad
y en mí lloré mi esclavitud.
Hoy se mezclan en mi mente
cual dos tintes en un vaso
crepúsculos del ocaso
arreboles del oriente.
Un algo mi alma siente
que la entristece y la espanta
que le enerva y le levanta
y hace que vibren ahora
de aquellas palmas que lloran,
de aquellas fuentes que cantan.
Ya que el lado lisonjero
nos presta seguro asilo
quién puede vivir tranquilo
bajo un árbol extranjero.
Amalia nuestro sendero
lo alumbra un astro fatal.
No hay alivio a nuestro mal
si no apartan, ay Dios mío
a muchos del patrio río,
abras del pueblo natal.



Las Despalilladoras, Juan Pagés (Vi-72646):

Con un vestido sencillo
se ven de muy madrugada
salir mujeres honradas
derecho pa’l despalillo.
Algunas un pañuelillo
se ponen por abrigarse,
las pobres sin acordarse
de la inime explotación
que con burla e irrisión
en las fábricas le hacen.
A las tres de la mañana
un barril se les presenta
con un trío que aparenta
la comisión más tirana.
Se sientan de mala gana,
y me pongo a trabajar
llega la hora de almorzar
yo bajo las escaleras
yo almuerzo de carrera
¡Qué malo es despalillar!42

Miguel Puertas y Martín Silveira grabaron para la Columbia en 1910 una controversia — género muy popular en que dos versadores se van turnando con décimas — en que en este caso discuten nada menos que sobre el capital y el trabajo y que terminaba con unos versos proféticos:
pero ha de llegar el día
que tenga soberanía
el pobre proletariado.



Dr. Cristobal Diaz-Ayala; Florida International University.
Fundacion Musicalia

P O Box 190613
San Juan PR 00919-0613


o Ms. Mayra Nemeth (305-348-3009).
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Roberto García.
Miembro de Honor
 
Mensajes: 6245
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 585
Gracias recibidas: 609

Re: La música campesina cubana.

Notapor Roberto García. » Lun 12 Nov, 2012 4:04 pm

Esta obra es la continuación de la que iniciamos con "Cuba Canta y Baila: Discografía de la Música Cubana Vol.1 - 1898-1925". Editada en 1994, las fechas escogidas recogían desde las primeras grabaciones comerciales de música cubana hechas por medios acústicos, o sea, sin intervención de la electricidad, hasta las últimas hechas por este sistema en el otoño de 1925, en que comienzan las grabaciones eléctricas.
Nuestra obra registraba unas 3,800 grabaciones hechas en ese período, pero divididas en capítulos dedicados cada uno de ellos, a un Género en especial de la música cubana. Dentro de cada uno de dichos capítulos, se subdividía en intérpretes, como sucede en esta nueva Discografía que continúa la anterior.
Como los mismos intérpretes frecuentaban más de un género musical sobre todo de 1925 en adelante, no era práctico seguir el sistema de separar la música por géneros que habíamos usado, y que aquí descartamos.
Aquellos intérpretes que aparecían grabando en esta primera etapa y lo siguieron haciendo en la segunda, podrán encontrarlos por orden alfabético y completar su historia artística en esta nueva Discografía.
Esta Discografía no pretende ser exhaustiva del período y el tema tratado: pero sí creemos haber abarcado casi totalmente lo producido en Cuba o en el extranjero por artistas cubanos, y una parte bien representativa de lo producido por artistas no cubanos de música cubana, sobre todo en países como los Estados Unidos y México.
Nuestros objetivos han sido básicamente dos: Primero dar un testimonio de la presencia mundial de la música cubana a través de este largo período de 35 años. Esto permitirá a otros investigadores trabajos posteriores en que pueda compararse esa presencia e influencia con la producida después de 1960.
Las Discografías ortodoxas, se limitan a consignar los detalles de las grabaciones producidas en un período de tiempo determinado, por determinados artistas, o en determinados géneros, o en determinado país o región. Esta es mucho más ambiciosa, ya que parte de un determinado período de tiempo (1925 a 1960) pero consigna las grabaciones producidas por artistas cubanos y extranjeros, en todos los géneros musicales que haya cubierto la música cubana, o la no cubana grabada en Cuba; y cubre lo grabado en Cuba, y fuera de Cuba, de música cubana o por artistas cubanos. Su campo es por tanto, extensísimo.
Además, las discografías clásicas no contienen datos biográficos de los intérpretes, ni tampoco fotos, y en contadas ocasiones, sellos o portadas de discos, como sí contiene ésta.
En esa forma, es prácticamente una enciclopedia que cubre un período determinado del acontecer musical cubano. Y precisamente ese ha sido nuestro segundo objetivo, producir una obra de consulta para investigadores y escritores que quieran adentrarse en estudios particulares de algunas de las cientos de figuras discografiadas.
Hemos tratado de ceñirnos al objetivo puramente informativo, de dar datos; pero no hemos podido evitar en las notas biográficas en muchas ocasiones pasar juicio crítico sobre intérpretes y sus obras. Pero el lector puede ejercer su propio criterio, y no tomar en cuenta esos comentarios. Es su prerrogativa.
Hubo intérpretes de dentro y fuera de Cuba a los que no pudimos localizar para completar la información o para que revisaran la discografía que les correspondía; en otros casos, fueron contactados pero no contestaron, o lo hicieron después de estar la obra lista para impresión.
Lo mismo sucedió con las casas disqueras. Algunas ya no existen, y en otros casos sus producciones son reeditadas por otra empresa. Hemos tratado en cuanto a las reimpresiones en CD's incluir todas las que conocemos y existen en los archivos de la Fundación Musicalia. Como el proceso de reimpresión va en aumento, solicitamos la cooperación de las casas disqueras para que nos enviasen un ejemplar de aquellos CD's de sus respectivos catálogos susceptibles a ser incluidos en nuestra Discografía, para revisar y constatar su información para incluirlos. En algunos casos estas empresas respondieron positivamente, y en otros no. Lamentablemente, no podemos incluir esas versiones que no hemos tenido oportunidad de revisar.
De todas formas, una obra de esta magnitud siempre queda abierta a adiciones o suplementos que recojan errores y omisiones. Mucho agradeceríamos a los lectores que tengan información del paradero de algunos intérpretes, o correcciones y/o omisiones que señalar, que nos escribieran a:

Fundación Musicalia
P O Box 190613
San Juan PR 00919-0613


Muchas gracias,
Cristóbal Díaz Ayala
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Roberto García.
Miembro de Honor
 
Mensajes: 6245
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 585
Gracias recibidas: 609

Re: La música campesina cubana.

Notapor Roberto García. » Sab 27 Jul, 2013 6:59 pm



La alborada Autor: Juan C. Nápoles Fajardo
Intérprete: Martica Morejón

Martica Morejón

Falleció el 8 de mayo del 2013
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Roberto García.
Miembro de Honor
 
Mensajes: 6245
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 585
Gracias recibidas: 609

Anterior

Volver a CUBA

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados