Obituario de músicos cubanos. (rss)

El son, la trova, la rumba, la balada, los danzoneros...Cuba va

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Dom 14 Jul, 2013 4:04 pm

Por Fabián Flores

Bárbaro Alfredo Valdés-Cataneo Esquivel, el músico que con su voz y carisma hizo historia en el Trío Taicuba, falleció en La Habana a los 96 años.
Cataneo, como popularmente se le conocía, murió la noche del jueves en el Hospital "Manuel Fajardo", donde estuvo ingresado por varios días con un cuadro de dolencias múltiples, según informó el Instituto Cubano de la Música.
Con Taicuba, se convirtió en una institución en la música cubana y latinoamericana. Como ciudadano, fue un hombre simpático, criollísmo, amante del buen humor y protagonista malicioso de históricas bromas en el ámbito artístico y la vida habanera desde la época republicana.
Son antológicas sus travesuras habaneras de los años 40 y 50 junto a su entrañable amigo, el humorista y entonces productor musical Guillermo Alvarez Guedes, en el exilio desde 1960.
Cataneo nació en el poblado de Jovellanos, en la provincia de Matanzas, el 4 de diciembre de 1916.
Cantante de tangos
Desde muy joven forjó su interés por la música popular. Tenía 18 años cuando formó el Dúo Gavilán-Cataneo, con su amigo Evelio López Gavilán, el que debutó con sorprendente acogida en la emisora de onda corta CMGH.
Su fama comenzó a emerger como cantante de tangos en la radio, pero también se destacó interpretando boleros y sones.
En 1936, el cantante y locutor Manolo Serrano llevó al dúo a CMQ Radio. Cataneo cantó las canciones argentinas y participó en La Hora Serrano, cantando tangos junto a Tony Álvarez y Olga Chorens.
Tres años después integró el Trío Armónico con Gavilán y Manolo Rebull. Actuó en Santa Clara para la RHC y luego en RHC Cadena Azul, en La Habana, donde se presentó también con la orquesta argentina Río de la Plata, dirigida por Lorenzo Rego.
Con Rego y sus músicos se presentaría en La Corte Suprema del Arte, en CMQ Radio. Por esa época cantó tangos en la emisora comunista Mil Diez y fue un activo miembro de la Asociación de Artistas Cubanos.
Nace un mito
Taicuba se estableció como trío el 15 de agosto de 1947 en los estudios de Radio Cadena Azul, en La Habana. El grupo se escuchó por primera vez en el programa de Bacardí con un número que está ya en la historia del cancionero hispanoamericano: Noche Cubana, de César Portillo de la Luz.
Durante los años 30 y 40 participó en la creación musical para producciones cinematográficas como El Romance del Palmar (1938), de Ramón Peón y con Rita Montaner; Una Gallega en La Habana (1955, de René Cardona y con Blanquita Amaro; El Señor Faraón y Cleopatra (1958), con Salvador Levy.
En pleno auge de la televisión, en la década del 50, el Trío Taicuba fue invitado al famoso Show de Steve Allen, en la cadena NBC, en Estados Unidos.
Su música reinó en los cabarets y centros nocturnos de la Habana, y en los programas de mayor audiencia en la televisión comercial como Su Estrella Favorita, Partagás, El Show del Mediodía, Album Musical Phillips, Cabaret Regalías del Cuño y Bar Melódico de Osvaldo Farrés.
Embajador de la música cubana
Después de 1959, el Trío Taicuba no solo fue una agrupación habitual de los espacios radiales y televisivos en Cuba, sino que su presencia se hizo sentir en los más afamados restaurantes habaneros como El Patio, La Bodeguita del Medio, El Floridita, La Torre, 1830 y La Maison.
El grupo -con Baz Tabrane y Heriberto Castro- fue también un estandarte de Cuba en embajadas culturales y giras artísticas alrededor del mundo.
Con su guitarra y su voz, Cataneo recorrió el orbe. El Trío tenía invitaciones anuales en espacios europeos y latinoamericanos. Oficialmente se jubiló en 1989, pero siguió actuando con la agrupación hasta los años 2000. Poseía la Orden Félix Varela y la Distinción por la Cultura Nacional.
Su cadáver fue expuesto este sábado en la funeraria de Calzada y K, en el Vedado, hasta el mediodía. Cumpliendo la última voluntad del artista, sus restos fueron cremados.
Imagen
Cuando formaba parte del trio Taicuba.

:rip: Alfredo Cataneo falleció el pasado jueves 11 de Julio del 2013 en La Habana . Cuba
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Mar 23 Jul, 2013 8:52 pm

Imagen

La actriz y cantante cubana Miriam Acevedo falleció el lunes en Roma, Italia.

Tenía 85 años.
Acevedo inició su carrera como parte del bloque infantil de La corte suprema del arte, un popular espacio radial en el que surgieron futuras estrellas del espectáculo de la isla. En su faceta de actriz integró varios grupos teatrales habaneros y se hizo de una legión de seguidores en el club El Gato Tuerto, donde hizo suya una versión del tema infantil La pájara pinta. En 1966 la actriz formó parte del elenco de La noche de los asesinos, drama de José Triana, dirigido por Vicente Revuelta en el grupo Teatro Estudio, con el que viajó por varios países europeos.
Acevedo nació en Güines , pero me llevaron para La Habana a los 7 meses de nacida, donde solía cantar en funciones del teatro local. Su debut ante el público se produjo a los tres años y medio de edad en el Teatro Nacional de Cuba cantando Enamorada. Después paso a diferentes compañías infantiles, siempre como cantante. Era lo que se decía una niña prodigio. Se presento en La Corte Suprema del Arte como cantante y gané todos los premios. Anoland Díaz era también una niña excepcional. Desde pequeña tocaba el piano de afición como una verdadera profesional, era el asombro de todos. Ella cantaba con voz de soprano, yo de contralto infantil. Y al dueño de la CMQ se le ocurrió que nuestras dos voces podían hacer un dúo perfecto. Se llamó “Myriam y Anoland, el dúo perfecto”. Anoland Díaz, madre del músico panameño Rubén Blades era cubana y era muy jovencita cuando se fue para Panamá con su familia.
En 1952 Acevedo recibió el Premio Thalía por su actuación en la comedia Un nuevo adiós. Por esos años integró el grupo Prometeo bajo la dirección de Francisco Morín, quien la dirigió en Las criadas (Genet, 1954). A principio de la década de 1960, tras un breve paso por la Academia de Arte Dramático habanera y una estancia de cinco años en Nueva York, donde estudió teatro e inglés, regresó a la isla y comenzó a presentarse en El Gato Tuerto.
En el club del Vedado la actriz, que a la sazón estaba casada con el pintor y cineasta Jorge Carruana, creó y dirigió espectáculos en los que cantaba mientras que el escritor Virgilio Piñera declamaba sus versos.
Acevedo quedó en el recuerdo de quienes la vieron actuar por sus interpretaciones en La ramera respetuosa (Sartre), Santa Juana de América (Lizárraga) y La noche de los asesinos.
Una estancia de cinco años en Nueva York le permitió estudiar en la academia teatral de Stella Adler, quien había sido discípula de Stanislavski, y hacer teatro en Broadway.
Regresó a Cuba en 1959, y volvió a cantar. Como actriz y cantante se hizo de una legión de seguidores en las sesiones de teatro-cabaret que ideara junto a su esposo, el diseñador gráfico Jorge Carruana, en El Gato Tuerto. Vestida de negro y en una banqueta a la manera de Juliette Greco, allí interpretó canciones de Marta Valdés y de Pablo Milanés, y durante dos semanas sostuvo un mano a mano con Virgilio Piñera.El Gato Tuerto, ¿sabes quién era su pianista acompañante?... de eso él no habla nunca, fue Frank Fernández, el concertista. Después trabajó en algunos recitales con el guitarrista Froilán Amézaga.
La actriz y cantante salió de Cuba con un permiso de trabajo, en 1968. En Italia trabajó bajo la conducción de Luca Ronconi, considerado un innovador del teatro contemporáneo. Una década después, fue premiada con el Premio Ubu por su labor en Calderón, de Pasolini. Con Ronconi fundó el Laboratorio de Teatro y vivió cerca de dos años dentro de una comunidad cuyo principio de vida era el arte escénico.
En 1991 la actriz representó a Italia en el VI Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami con el unipersonal A quien pueda interesar, presentado por Teatro Avante . La obra incluía textos propios, de Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas y Virgilio Piñera, entre otros autores cubanos.
“Para los que estudiaron en la Facultad de Artes Escénicas del Instituto Superior de Arte de La Habana, en la década de 1980, Miriam Acevedo era un mito”. “Tanto Vicente Revuelta como el reconocido crítico teatral Rine Leal, hablaban de la excelente actriz que era y de su presencia escénica. Sin duda, hemos perdido a una de las grandes de la escena cubana”.

:rip:
Miriam Acevedo falleció el lunes 22 de Julio 2013 en Roma, Italia.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Sab 27 Jul, 2013 7:20 pm

EL MINISTERIO DE CULTURA Y LA UNIÓN DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE CUBA, CON GRAN PESAR, INFORMAN, QUE EL PASADO DIA 8 DE MAYO, FALLECIÓ EN ESTA CAPITAL, LA CANTANTE DE MÚSICA CAMPESINA MARTICA MOREJÓN.
CULTIVADORA DEL GENERO CAMPESINO, MARTICA MOREJÓN, DURANTE MUCHOS AÑOS HIZO PAREJA CON QUIEN FUE SU COMPAÑERO EN LA VIDA Y EL ARTE, INOCENTE IZNAGA, "EL JILGUERO DE CIENFUEGOS"
POR VOLUNTAD EXPRESA SU CADÁVER FUE CREMADO.
LLEGUE A SUS FAMILIARES Y AMIGOS, NUESTRAS MAS SENTIDAS CONDOLENCIAS.
MINISTERIO DE CULTURA

UNEAC



:rip: Martica Morejón , cantante música campesina falleció el pasado 8 de mayo del 2013 en La Habana.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Dom 25 Ago, 2013 4:00 pm

ImagenFotografia cortesia de Roberto Bello.

http://www.diariodecuba.com/cultura/137 ... _4720.html

El compositor José Artemio Castañeda Hechavarría, más conocido como "Maracaibo", murió en La Habana a la edad de 84 años, reportaron medios oficiales.
El tema Maracaibo Oriental, en voz de Benny Moré, fue su obra más conocida.
Fue "tan rotundo el éxito de la obra que el autor pierde popularmente su nombre y todos comenzaron a llamarlo Maracaibo", recordó el portal oficial Cubarte.
Castañeda Hechavarría nació en Santiago de Cuba el 20 de octubre de 1928.
A la edad de 15 años, ya como profesional, ingresa en el sindicato de músicos de su ciudad natal y comienza a laborar en la emisora CMKW. Forma parte del trío de Jorge Montero Tabuada, acompañando a la intérprete Luisa María Hernández, apodada La India de Oriente.
Maracaibo fundó el grupo Los Modernistas junto a Pacho Alonso. En Radio Progreso trabajó con Celina y Reutilio y con el conjunto Jóvenes del Cayo.
Su consagración como compositor y tresero la consigue en el conjunto Rumbavana, creado por Ricardo Ferro y dirigido por el pianista Joseíto González, donde permaneció ocho años.
Uno de sus últimos trabajos en escenarios fue como integrante de la Vieja Trova Santiaguera y Septeto Habanero .

:rip: José A. Castañeda : Falleció el pasado lunes 19 de agosto 2013 en La Habana , Cuba.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Fallece la cantante Eva Griñán

Notapor Musicuba » Vie 06 Sep, 2013 5:00 pm

Imagen

Santiago de Cuba, 6 de septiembre (SM)-Conocida como la Perla del Oriente de Cuba, la Perla Negra, o simplemente la Voz de Oro de la Trova Santiaguera, la cantante Eva Griñán falleció la tarde de este jueves, dejando un pueblo que con tristeza y cariño siempre la recordará por ser una artista auténtica, una genuina diva de la canción cubana… Bajo la tutela del maestro Electo Silva, Eva Griñán se integró al Orfeón Santiago, que fue una gran escuela para ella. Por su gusto por el trabajo vocal, fundó el cuarteto Proposición 4, con el que se presentó en el Cabaret Tropicana .


No le teme a la palabra «diva», solo la respeta. Se considera una cantante con coraje y la retan las composiciones difíciles. Tiene una gran voz y muchas veces pasa inadvertida para la industria musical.

Sin embargo, Eva Griñán, acercándose a las siete décadas de vida, es capaz de adueñarse del espacio donde pone sus notas. Le piden Santa Cecilia de Manuel Corona, y solo dice: «Es un tema duro, pero vamos allá». Y es entonces cuando el maestro Gabino Jardines, su fiel guitarrista acompañante, le pone el tono para que la Griñán se apropie y deje su huella.

Rodeada de fotografías de viejos trovadores santiagueros y luego de una sublime descarga de canciones, Eva accede a revelar su historia a Juventud Rebelde, la de la intérprete que presenta un repertorio imprescindible en el patrimonio sonoro de la nación.

«Te va a sorprender lo que te diré, pero es así desde pequeña. Mi familia es de músicos, mi papá y mis dos hermanos», rompe el hielo la artista y lo hace destacando el porqué de una de sus grandes pasiones.

«Soy la única que sacó las cualidades vocales de mi padre, José Griñán, algo que es un honor para mí. Siempre en casa ponía mi voz a las canciones que él componía y me llevaba a su centro de trabajo, donde era pintor rotulista, para que declamara poemas y cantara delante de sus compañeros».

Relata que fue después de la Campaña de Alfabetización, en 1961, que tomó en serio lo del arte. Soñó e hizo realidad el deseo de estudiar en la Escuela Nacional de Arte (ENA), aunque no se graduó. No obstante, asegura, «esa base me sirvió para luego terminar mi nivel medio musical, que es lo que poseo en la actualidad».

La ENA le dio el «barniz» que los intérpretes necesitan para subirse a la escena. Porque siempre insiste en que «el cantante nace, no se hace, solo se le barniza con la técnica».

Bajo la tutela del maestro Electo Silva, Eva Griñán se integró al Orfeón Santiago, que fue una gran escuela para ella. Por su gusto por el trabajo vocal, fundó el cuarteto Proposición 4, con el que se presentó en el Cabaret Tropicana Santiago.

Pero Eva se dio cuenta de que tenía una vieja deuda con las canciones de su padre, José Griñán, y en 1999 emprende su mayor desafío: cantar, acompañada solamente de la guitarra, ese singular repertorio de la trova tradicional.

Su decisión no fue bien vista por algunos. «Tengo que decirlo, la entrada aquí, a la Casa de la Trova, no me fue fácil. Se decía que yo no cabía», confiesa y una tenue cortina de agua aparece en sus ojos.

«Pero eso ya es pasado», asegura, y enseguida devela cómo conoció a Gabino Jardines. «Alguien me sugirió que me sentara en el público de la Casa de la Trova y escogiera un guitarrista. Gabino hacía más de dos décadas que no tocaba en serio, pero lo escogí esa vez que lo vi y hasta el sol de hoy. No lo cambio por ninguno, aunque reconozco la valía de los instrumentistas santiagueros. Es mi amigo en lo personal», relata.

Uno de los detalles que más sorprende del carácter de la cantante, es la empatía que crea a su alrededor. De ahí que esa mañana en que la vi actuar, luego de casi dos horas de canciones, Eva quiso marcar los momentos climáticos de esta entrevista con uno de sus rasgos más sobresalientes: su cordialidad.

«¿Qué edad crees que tengo?, pregunta. Y una empieza a hacer estimados que nunca se acercan a la realidad. «Tengo 66 años», espeta.

—¿Y cómo mantiene su voz? ¿No le teme al tiempo?

—La voz hay que cuidarla. Hay que pulirla como el oro. A muchas cantantes les ha sucedido que, con los años, van perdiendo facultades. Para cantar esta mañana, por ejemplo, tuve que vocalizar en la calle. Lo hice como me enseñó mi profesora rumana Ana Talmaciano, quien fuera mezzosoprano en la Ópera de Bucarest. Lo mejor que hay para hacer esto es mantener la boca cerrada, como si estuvieras masticando el sonido—, explica la vocalista, mientras hace movimientos con los músculos del rostro.

Cuando se le inquiere sobre qué género musical ha preferido en su carrera, siempre responde que los canta todos, «desde la canción hasta los boleros de los años 50. Porque participo en los Festivales Boleros de Oro de La Habana, lo que pasa es que ahora, por un problema presupuestario, no se puede. Si no, estuviera allá, para que mucha gente me conociera. Puedo cantar bien o no, pero mucha gente no me conoce. ¡Pero esa misma fuerza, ese mismo amor con que trabajo, lo verán hasta que Dios quiera!

«Con esta misma energía estoy desde que me levanto y aunque no tengo hijos, pero sí una sobrina a quien crié, y hago las cosas de casa y después me voy a cantar».

Es la Ciudad Heroína su hábitat seguro. Absorbe de la urbe oriental esa savia que le permite vivir. «Camino y veo a la gente que me quiere, admira y respeta, lo mismo niños que personas mayores. Cada vez que alguien me saluda es como si me pusieran un suero de vida, que se llama Santiago de Cuba».

Eva también es una mujer de fe. «Soy católica, apostólica y romana. Y creo mucho en el más allá. No se puede negar a Yemayá, Ochún, Elegguá...», asegura.

¿Qué hace falta para que se conozca a Eva Griñán?, la trato de sorprender con mi pregunta. La artista sabe que esa es una interrogante obligada y se prepara. «Para contestarte hay que irse un poco más atrás», afirma.

«Las pocas veces en que he salido del país, quienes me han visto, entre ellos personalidades, lo han reconocido. Hubiera querido también estar muchas veces en La Habana, pero qué sucede: estaban mis padres vivos y tenía que cuidarlos, porque me dieron la vida.

«Siento que cuando me escuchan hay una cierta exclamación: “Pero esta mujer, con esa edad que tiene, y esa fortaleza, esa vida….” Lo que más tengo es energía positiva porque, como decía Nicolás Guillén, “tengo lo que tenía que tener”.

«Con mi edad aspiro a mantener esta voz por mucho tiempo, porque la vida me guarda muchas sorpresitas todavía. Tengo fuerza para hacerlo».

—¿Cuáles aspiraciones piensa que vendrán?

—Llegar a ser como Compay Segundo. Morirme a su edad y llevar la música por todo el planeta. En algún momento llegará. Hay que pensar positivo. Pero una sigue haciendo su trabajo. Tengo un repertorio amplísimo de la trova y admiro a compositores como Miguel Matamoros, Sindo Garay y Alberto Villalón, que tanto hicieron por la música santiaguera. Y si vamos para Occidente, Manuel Corona e Isolina Carrillo, de la que no solo canto Dos gardenias, sino Sombra que besa, que es una obra inmortal».

Al hablar de su discografía, la Griñán explica que su primer y único disco fue grabado en 2006, aunque ha colaborado en otros proyectos fonográficos recientes como el CD Veneración (Bis Music, 2010).

«Digo con orgullo que tengo 45 años de trabajo y un solo disco grabado en solitario. No importa. El álbum se llama Pensando en ti (EGREM) y toma ese título por una de las obras de mi padre que interpreto allí», dice.

—¿Qué tiene que tener una canción para que usted la interprete?

—Me gustan las letras profundas. Me fascinan las cosas de Pablo, Silvio… Trato de escoger siempre las piezas más difíciles de los autores. Y no quiero que se tome como una autosuficiencia mía, pero me gustan las obras así.

«Prefiero los intervalos con dificultad, porque soy una mezzosoprano y también tengo los “graves” de contralto. Me gustan las obras que me reten, como Mis 22 años, de Pablo.

«Si revisas mi repertorio, verás que no tengo canciones que otros comúnmente hacen, excepto Longina, que sí la canto. Santa Cecilia casi nadie se atreve a cantarla. Aunque sí lo hace muy bien Beatriz Marqués, a quien quiero con la vida.

«Me sucede también que muchas veces vienen compositores y me da pena decirles que no. No me gusta que vean en mí a un ser superior. Siempre sencilla. Les digo a los autores que me proponen sus canciones: “Fíjense, no me comprometo”. Me llevo la canción para la casa y la estudio. Detallo en todos los requerimientos interpretativos y si le encuentro algunos percances, entonces me digo: “¡Ay, mi madre, mañana tendré una cara triste en la Casa de la Trova…!”».

—¿Nunca se ha aventurado a escribir un tema?

—Una vez lo hice. Estudiaba en la ENA. Estaba enamorada de un flautista, que nunca me quiso. Me enamoré y le escribí una canción, que se acompaña con piano. Aún la conservo. La titulé Más allá, pero no la tengo en el repertorio porque me hace llorar y me recuerda a esa Eva que no tenía canas.

—¿Dónde se le puede ver actuar en su ciudad?

—Siempre me presento en la Casa de la Trova. Los terceros sábados de cada mes, la sede de la Uneac en la ciudad ha tenido la gentileza de invitarme a sus Noches del Bolero. Allí me siento realizada. Canto los boleros de los años 50 que el público aplaude y aclama.

Eva evoca como uno de sus proyectos más ambiciosos ese que en 2010 la llevó a Oslo, Noruega. «Con la orquesta de cuerdas de Oslo hice los temas del disco Pensando en ti. Aquello quedó casi perfecto y se grabó para un DVD, que pronto saldrá», apunta.

Justo en la despedida quise saber si Eva Griñán se consideraba una diva. Su respuesta tuvo la potencia que le imprime a sus canciones. «Sabes que no me gusta esa palabra. Está manida, usada. A todo el mundo le dicen «diva» y eso tiene una significación en la ópera italiana, que fue donde primero se utilizó. Por eso encierra mucho. Me considero una cantante con fuerza, valor, dignidad y sin miedo a enfrentar a nadie que cante igual que yo».

Alejada de la industria musical y de las campañas promocionales, desde su sencillo escenario de la Casa de la Trova santiaguera, Eva Griñán es, no obstante, una diva que estremece con su arte.


Read more about Santiago de Cuba dice adiós a su "Voz de Oro" (+fotos) | Periodico Sierra Maestra by José Roberto


http://www.sierramaestra.cu/santiago/cu ... oroq-fotos
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Senén Suarez falleció el 6 de octubre

Notapor Musicuba » Lun 07 Oct, 2013 5:15 pm

A las 8.30 p.m. de hoy 6 de Octubre falleció el director y guitarrista Senén Suarez quien estaba ingresado en el Hospital Calixto García de la Habana, y fue operado el pasado viernes. El maestro Senén había cumplido 91 años de edad. Será velado en la funeraria de Calzada y K hasta mañana lunes 7de Octubre.

Imagen


Con Motivo de su cumpleaños su hija Belinda había advertido de su enfermedad.
Hoy 30 de Julio Senén Suárez, mi papá, está cumpliendo 91 años y junto a esta celebración les comento que está luchando con una insuficiencia renal que lo está apagando poco a poco.
Aunque mantiene aún su mente clara como siempre, sus años, mas su enfermedad ya no le dan las fuerzas que el tenía hasta el otro día, esa es la vida. Aún así se mantiene luchando junto a la atención de su familia, la que formó con mucho amor, y la que le agradecerá toda la vida habernos dado la felicidad y la unidad que hoy disfrutamos.
Gracias a todos por la atención que le dedicaron a sus artículos que enviamos por esta vía.
No quería pasar por alto esta fecha pues creo que merece que todos aquellos que disfrutaron de su música y de sus escritos hoy estén a su lado con el pensamiento para que le den fuerza para resistir todo lo que esta enfermedad pueda traerle.

Gracias a todos.


:rip: El compositor y guitarrista Senén Suarez falleció el 6 de Octubre del 2013 en La Habana.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Sab 12 Oct, 2013 4:42 pm

Imagen


OBITUARIO
Senén Suárez: ¡Qué sabroseao!
RENÉ ESPÍ | Madrid | 9 Oct 2013 - 7:59 am.

Guitarrista, compositor y autor de numerosos éxitos, Suárez puso a bailar a más de una generación de cubanos y latinoamericanos.
Senén Suárez, guitarrista, compositor y autor de numerosos éxitos con los que bailó más de una generación de cubanos y latinoamericanos, acaba de fallecer en La Habana a los 91 años.
Eres sensacional, Bendita imagen, La sopa en botella, La esquina del movimiento, Ahí na má, Sandunguéate, Cepillando, Qué sabroseao y Soy campesino, son solo algunos de los títulos de un vasto catálogo autoral que aún se escucha en las voces de Celia Cruz, Benny Moré, Oscar de León, Laíto Sureda, Fernando Álvarez, Nelo Sosa y Bienvenido Granda, entre muchos otros.
Nuestras largas conversaciones, siempre salpicadas de anécdotas, datos sobre compositores, cantantes y agrupaciones, fechas y sucesos importantes, discurrieron siempre en un tono fraternal y sosegado. Senén no escatimaba las horas para intercambiar criterios sobre lo que fue durante toda su existencia su mayor pasión: la música. Era como hacer un viaje por buena parte de la memoria musical cubana de aquellos fabulosos años 40 y 50 con un guía inmejorable. Cada salón bailable, cabaret, estudio de emisora de radio, cualquier resquicio de la noche habanera de esos años, recobraba vida y color.
Senén fue otra de las tantísimas herencias buenas que me dejó mi padre, Roberto Espí. Los dos coincidieron en aquellos años maravillosos de su juventud donde los músicos, en el período romántico de la radio cubana, cobraban 20 centavos por sus presentaciones en las emisoras (10 para el viaje en tranvía, y 10 para un café con leche), y todo aquel esfuerzo era poco para aquellos jóvenes soñadores que habían emprendido un viaje iniciático desde el interior de la república hacia el sueño hecho ciudad que era La Habana.
Si cerraba los ojos podía contemplar a "el divo" de la voz de cristal, Pablo Quevedo, sirviéndose de aquel cono de cartón que solían utilizar los cantantes de esa época para suplir la inexistencia de los micrófonos. Fue la primera vez que vio un fotingo reluciente entre tanta tierra colorada, pero lo que definitivamente lo deslumbró fue la voz hermosa de Quevedo, aquel cantante pálido y enclenque, consumido ya por la tuberculosis, ídolo de las muchachitas que escuchaban arrobadas sus canciones en la radio. Se quedó paralizado, el bichito de la música lo había atrapado. Por si fuera poco, al lado de su casa, uno de aquellos grupos de sones, al estilo del famoso Habanero, el septeto Aurora, comenzó a ensayar con bastante asiduidad.
"… era un conjuntico, pero ahí estaba Sabino Peñalver, que después fue un gran contrabajista, tocó con Chapotín, y él fue el que me orientó, porque vio el interés que tenía en la música, en aprender, vaya, y ahí empecé yo a fajarme con el tres, hasta que lo llegué a dominar bastante bien, y siendo un muchachito iba a ganarme tres pesetas en algunos bailes, como segundo tresero."
El padre de Senén, que le cantaba décimas mientras muy temprano lo llevaba a caballo a la escuela, le consiguió la primera guitarra, y de ahí los primeros acordes, que fueron creciendo hasta componer su primera canción: Quisiera ser chiquitico. Por esas cosas de la vida la melodía inicial de ese tema suyo quedó para siempre atada al arreglo instrumental que hizo muchos años después, cuando integraba Los Guaracheros de Oriente, a la guajira más famosa de la malograda compositora Celia Romero: Alborada.
Senén sabía que el reto no era nada fácil, pero en 1941 dejó atrás Manguito, su pueblo natal, para radicarse en una Habana deprimida económicamente por los embates de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de eso, sus muelles de bares, música y músicos seguían repletos. Con su talento, la cordialidad con sus compañeros y aquellas ganas de hacer buena música, se integró rápidamente a un ambiente donde nadie era mejor amigo de un guitarrista, que otro guitarrista.
Fue una etapa difícil y de experimentación en la que Senén, con su inseparable guitarra, fue desarrollando su estilo propio. Desde la sencillez del trío hasta llegar al conjunto de sones, transita aquella primera década del 40 presentándose en el Hotel Nacional con el trío Bumbané, el trío de Luisito Plá, el trío Caunabó, pasando luego al quinteto del trompetista boricua Celso Vega, convertido después en Los Guaracheros de Oriente.
"… una tarde estaba yo en los estudios de Panart, ahí en San Miguel, esperando para grabar, y se me acerca Ramón Sabat y me dice (ya había salido Nelo [Sosa] del [Conjunto] Casino y yo sabía que Sabat estaba buscando un grupo igual, del mismo estilo, para competir con la Rca Victor): '¿chico, tú conocerás algún conjunto bueno, de estas características, tipo Casino, para grabar algunos temas nuevos?' Y yo, ni corto ni perezoso, le contesté a Sabat: 'Yo tengo el mío'. Él me miró asombrado y me dijo: 'ah, no sabía'. 'Sí, sí, le insistí yo.' Y Sabat me dice 'bueno, entonces este fin de semana grabamos'. 'Perfecto', le dije yo. Cuando viró la espalda, salí a correr porque en realidad… no tenía nada, pero así era aquello. Así fundamos el Conjunto Colonial. Eso fue en 1946."
El Colonial que funda Senén junto al cantante Nelo Sosa graba varios discos para Panart, pero al año Senén abandonaba el proyecto para unirse al Conjunto Montecarlo de Ernesto Grenet, donde completa su trilogía vocal con Orlando Vallejo y Laíto Sureda. Esta es la agrupación que pasa a dirigir cuando Grenet decide abandonar el proyecto a finales de 1950. Senén rebautiza el grupo con su nombre.
El Conjunto de Senén Suárez dejó una memorable huella en el ambiente musical de su tiempo. Parte de ella, afortunadamente, grabada y editada por disqueras independientes cubanas como Puchito y Panart, han sido sistemáticamente reeditadas en todo el mundo como prueba innegable de su calidad. Entre 1951 y 1958 cubrió una exitosa etapa como parte del show artístico del célebre Cabaret Tropicana. Alternando con la orquesta dirigida por Armando Romeu, Bebo Valdés, y acompañando a muchas figuras internacionales.
"…una vez que coincidí con Arsenio Rodríguez, yo acababa de hacer las primeras grabaciones de Guaguancó callejero, y andaba sonando por ahí otra cosa… ah… aquella ensalada de congas donde cantaba Tata Gutiérrez, un sonero viejísimo. Me preguntó Arsenio: 'ven acá chico, ¿tú eres blanco o negro?' Porque le gustó el tema como quedó, y ya yo había hecho cosas afro al estilo de Barracón.
Otra valiosa anécdota de Senén, referida al popular Tropicana, me hizo meditar acerca de la importancia de un elemento que ya conocía por las historias de mi padre y otros músicos: la fortísima unión del sector musical, representado por un Sindicato de Músicos, en una época donde no existían empresas de música, controladas por el Gobierno, fragmentando su unidad.
El mítico Tropicana, que para mediados de los 50 ya no pertenecía a su fundador, Víctor Correa, alcanzaba esplendor internacional bajo el liderazgo de la trilogía Fox-Ardura-Echemendía, y las entretelas mafiosas vinculadas fundamentalmente a su casino de juego. Pero, no todo era colorido, plumas y lentejuelas en aquel "paraíso bajo las estrellas": el secretario general de los músicos de Cuba, puesto al corriente de que algunos de sus miembros estaban presentando algunas dificultades con la gerencia, se presentó una noche en el cabaret —antes de comenzar el show— con el firme propósito de solucionar el delicado asunto.
Puede que Martin Fox no lo hiciera a propósito, o quizás coincidió con que otros asuntos de importancia le ocupaban, pero la espera del dirigente sindical fue prolongándose demasiado. Faltando poco tiempo para que comenzara el espectáculo y probablemente escamado por lances similares, Romero Adams no dudó en dar una tajante orden a los músicos:
"aquí no toca nadie si este señor no baja a reunirse conmigo".

¿Y qué sucedía si al glamoroso Tropicana le sustraían su banda sonora? ¿Cuánto tiempo el experimentado presentador Miguel Angel Blanco podría entretener al público?
Al ver en peligro el espectáculo y demostrada la unión (nunca mejor dicho) de la Federación de Músicos, el empresario no tuvo más remedio que acudir rápidamente al encuentro. Finalmente esa noche hubo show en Tropicana, pero el llamado de atención del Secretario General solucionó las dificultades de los músicos con la gerencia del "cabaret más famoso del mundo".
Hacia 1958 el panorama musical era desolador. El choque frontal del movimiento revolucionario con las fuerzas represivas de la dictadura batistiana alcanzaba el clímax provocando una crisis generalizada en el ámbito socio-económico. Por si fuera poco, ante los reclamos de la gerencia del Tropicana de cambiar al conjunto de Senén de categoría, sus integrantes no aceptan la oferta perdiendo así una fuente de trabajo estable. Esta es la etapa en que muchas agrupaciones se refugian en hoteles, cabarets y pequeños clubes que, esparcidos por toda la ciudad, al menos garantizan una alternativa.
"…muchacho, no había baile, no había nada, y con Paquito Echevarría, el flaco Nelson, Franka, Edelia Ferrer y yo, con la guitarra eléctrica, nos fuimos a tocar al bar del Sans Souci, pero eso no era nada, no había estabilidad ninguna y después nos fuimos para el Deauville, luego el St. Johns, y así seguimos luchando. En el St. Johns nos cogió el triunfo de la revolución."
En 1959 el Combo de Senén, acoplado a la sonoridad eléctrica de su guitarra, conquista un nuevo espacio: el club La Red, del Vedado, donde coincide con una de las revelaciones artísticas de ese tiempo: La Lupe. Incesante, como todo aquel movimiento de cambios que estremece los cimientos de la sociedad cubana, continúa la travesía musical del combo pasando de La Red al Salón Rojo del Hotel Capri.
Las voces de Laíto Sureda, su viejo compañero de luchas, y Gerardo Portillo Scull, indistintamente, contribuyen al éxito de ese nuevo proyecto con el que completa innumerables presentaciones por otros clubes de esos años donde sus versiones instrumentales de temas como Ser, La muchacha de la valija y El primer beso, entre otras, comienzan a tener aceptación. Senén Suárez, hasta bien entrada la década de los ochenta, se mantuvo en activo.
Hoy recuerdo al investigador, al maravilloso músico y compositor, al amigo entrañable. Sé que fue feliz, con una lucidez y energías envidiables vivió sus últimos años entregado a la investigación, compartiendo y dejando escritas memorias invaluables, rodeado del calor y el cariño de su esposa y familia a quienes envío hoy todo mi afecto. Senén, quedó trunco el proyecto de entrevista-documental. No sabes cuánto lo siento, el precio de la lejanía es altísimo. Hoy no puedo menos que recordarte, deseándote un luminoso viaje.
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Fallece la cantante soprano Ana Menéndez Ruiz

Notapor Musicuba » Jue 24 Oct, 2013 3:17 pm

EL MINISTERIO DE CULTURA Y LA UNIÓN DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE CUBA, INFORMAN, CON GRAN PESAR, QUE EN LA TARDE DE HOY 23 DE OCTUBRE, FALLECIÓ EN ESTA CAPITAL LA DESTACADA CANTANTE CUBANA ANA MENÉNDEZ.POR VOLUNTAD EXPRESA SU CADÁVER SERÁ CREMADO.
LLEGUE A SUS FAMILIARES Y AMIGOS NUESTRAS MAS SENTIDAS CONDOLENCIAS,
MINISTERIO DE CULTURA
UNEAC


:rip: La cantante soprano falleció el 23 de octubre del 2013 en La Habana .
Ana Menéndez Ruiz


Imagen
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Jue 24 Oct, 2013 7:19 pm

Murió la cantante cubana Mercy Cantillo ayer 23 de octubre.
Imagen

viewtopic.php?p=378010#p384926
Mercy Cantillo
Cantante.
Nació el 22 de abril de 1923 en San Antonio de los Baños.
Tanto sola como a dúo con Berto González, era cantante de estilo dramático, que tenía su público. Comenzó a cantar joven, y aprendió a usar su voz con el maestro Ojeda. Era mezzosoprano. Debutó en la CMZ, la radioemisora de la Secretaría de Educación, en 1948, cantando boleros y otros géneros populares. Su esposo era director y productor de programas radiales. Después cantó en Radio García Sierra, Unión Radio y sobre todo en Radio Progreso, en que su esposo tuvo la idea de juntar a Mercy con la voz del trovador Berto González, y el dúo tuvo mucho éxito con el programa titulado “Una hora contigo”, premiado en varias ocasiones. Vinieron después grabaciones, pero su carrera terminó en 1961. Su esposo fue detenido por actividades contrarevolucionarias, y no fue hasta 1966 que pudieron abandonar Cuba vía España, hasta llegar a los Estados Unidos. Se radicó en Miami, pero no reanudó su carrera artística. El público aún recuerda su voz.

:rip: Fallecio la cantante Mercy Cantillo el pasado 23 de octubre de 2013 en Miami.

http://latinpop.fiu.edu
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Falleció la cantautora Teresita Fernández

Notapor Musicuba » Lun 11 Nov, 2013 7:59 pm

Falleció la cantautora Teresita Fernández
Imagen

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
11 de Noviembre del 2013 10:37:31 CDT

Esta mañana se conoció la triste noticia del fallecimiento de Teresita Fernández, la más destacada cantautora en la creación musical para niños cubanos de varias generaciones. Su cadáver será velado en la funeraria de Calzada y K, Vedado.
Teresita Fernández García nació el 20 de diciembre de 1930 en Santa Clara, Cuba. Trovadora, narradora y pedagoga, es conocida como la cantora mayor. Muchas de sus composiciones constituyen himnos al amor y a la cubanía.
Sus creaciones reúnen sonoridades de antiguas baladas y del folclore campesino, entre las que no faltan musicalizaciones de textos de José Martí o Gabriela Mistral. En el panorama de la canción para niños de Latinoamérica, ella completa un triángulo de grandes maestros, cuyos otros vértices son el mexicano Francisco Gabilondo Soler y la argentina María Elena Walsh.


:rip: La trovadora Teresita Fernández falleció el 11 de noviembre del 2013 en La Habana .
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Mié 18 Dic, 2013 2:48 am

Hilda Lee.- Animadora y cantante mezzosoprano. Nació el 23 de junio de 1925 en La Habana, y fue nombrada Ilda Lee, hija de la cubana Onelia Ríos y de Andrés Li o Lee procedente de Cantón, China, en 1899, con un contrato engañoso de trabajo que en realidad era semiesclavo, como fue que le hicieron a la mayoría de los chinos en aquellas décadas.
En 1952, debutó en la radio cubana y desde entonces fue muy cotizada su presencia en los mejores programas de la televisión, teatros, Night Clubs, y cabarets de Cuba y en recitales del maestro Ernesto Lecuona. En 1959, Manolo Matos y Enrique Beltrán, presidentes de la compañía discográfica Sonotone, la invitaron a grabar “La Pachanga”, del reconocidísimo autor y escritor Eduardo Davidson, con una versión muy particular en chino, con estilo asiático, que fue un impacto en Cuba y fuera de la Isla. Ha grabado además el chachachá-rumba “Elegua inkio” de Davidson, y un CD titulado: Homenaje a Babalú Ayé, con los temas, Babalú, de Margarita Lecuona, y Elegguá, de Eduardo Davidson, dedicado cariñosamente a su compadre, Lázaro Ginebra. Salió de Cuba definitivamente en 1960, en busca de libertad, al año siguiente se casa en New York con Javier Dulzaides quien era integrante del cuarteto del mismo nombre, con quien tuvo un hijo Francisco Javier, divorciándose en 1970. Sin dejar su carrera de cantante fue animadora por 14 años del Club Añoranza de New York, y 12 años en el Club Chibcha de Queens también en la Gran Manzana y además trabajó en el clásico del cine cubano del exilio “El Súper” en 1979.Por su exitosa trayectoria ha sido merecidamente homenajeada por la ACE.
Penosamente confundida por con la modelo de Singapur Hilda Lee Yung-Hua y con Hilda Lee Dail autora del libro “Lotus and the Pool”, debido a la mala información que existe en la Internet y que durante el sistema totalitario de los Castro han tratado de borrarla de la historia.
Falleció en su casa, la mañana del sábado, 14 de diciembre de 2013, mientras dormía. Su funeral se efectúa el jueves, 19 de diciembre de 2013 en Gerard Neufeld Funeral Home, Elmhurst, New York, culminando con una misa en la iglesia St. Bartholomew, el sábado, 21 de diciembre.
Nuestro sincero pésame para toda su familia, especialmente a su hijo Frank y sobrina Susy Arauz. Nuevamente lamentamos que una talentosa artista cubana fallezca lejos de la patria amada, añorando su regreso en democracia. Y muy especialmente que en la otrora llamada Capital del Exilio no se le haya rendido un merecido homenaje y ni siquiera dedicado una nota con su obituario en los principales medios de comunicacion. En paz descanse tan destacada artista cubana.
Imagen
:rip: El sábado, 14 de diciembre de 2013 falleció la cantante Hilda Lee .

(Recopilación de MAV especial para http://www.mariaargeliavizcaino.com gracias a su gran amigo Rubén Ríos “Míster Pachanga” http://www.mrpachanga.com y archivo de la autora).
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Mar 24 Dic, 2013 4:04 pm

:rip: Falleció en México el músico cubano ( pianista , guitarrista...) Mario Rigual Jr. ayer 23 de diciembre del 2013 a los 63 años)
Imagen
Foto tamada en su barrio Luyano , La Habana donde nació y se crió ante de residir en México donde vivia su papa y tíos Los Hermanos Rigual .

Todo cortesia de Alfredo Pérez-Ramos desde Facebook
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Muere Esther Borja

Notapor Musicuba » Dom 29 Dic, 2013 3:19 am

Falleció en La Habana Esther Borja
Publicado el: 29 diciembre, 2013
Imagen
Esther BorjaTomado de Cubasí
A la edad de 100 años falleció este sábado en La Habana Esther Borja, una institución de la canción en Cuba.
Nació en la capital cubana de 1913 y desarrolló una extensa carrera artística en escenarios de Cuba y de otros países. Poseía una voz singular, de una amplia tesitura.
Fue una de las principales intérpretes de la música de Gonzalo Roig y Rodrigo Prats, así como del relevante pianista y compositor Ernesto Lecuona.
Realizó sus estudios de solfeo y teoría de la música con Juan Elósegui, y de canto con Rubén Lepchutz. En 1935 inició su carrera profesional; actuó, con Ernesto Lecuona al piano, en el Teatro Nacional (hoy Gran Teatro de La Habana) y en el Auditorium (hoy Teatro Auditorium Amadeo Roldán).
Ese mismo año, y en ese teatro, cantó el vals Damisela encantadora, en la opereta Lola Cruz, de Ernesto Lecuona, obra en la que intervinieron también la soprano Caridad Suárez y los tenores Miguel de Grandy y Pedro Fernández.
En 1936 realizó su primera gira a Argentina, con Ernesto y Ernestina Lecuona e Ignacio Villa (Bola de Nieve); Borja permaneció en ese país hasta 1943.
En 1937 filmó Adiós, Buenos Aires, con Lecuona y Bola de Nieve; también alternó con los artistas argentinos Alfredo Lepera, Tita Merello, Libertad Lamarque, Tito Lusiardo y Rosita Moreno, con la orquesta de Francisco Canaro, y con el cantante mexicano Pedro Vargas.
En 1940 actuó en el Teatro Principal de la Comedia, donde protagonizó el personaje principal de la zarzuela Las Leandras, de Francisco Alonso, e hizo el personaje de Julieta en la opereta El conde de Luxemburgo, de Franz Lehar; en el Ateneo de la Nación interpretó El cafetal, Lola Cruz, Rosa la China y María la O, de Lecuona. Desde Argentina viajó por Chile, Perú, Brasil y Uruguay. De regreso a Cuba, trabajó en los conciertos organizados por Eliseo Grenet, en los que también participaron Rosita Fornés, María de los Ángeles Santana, Ignacio Villa (Bola de Nieve) y Pedro Vargas.
En 1943 viajó a Estados Unidos, donde fue aplaudida junto a Lecuona en el Hall of America y en el Steinway Hall, de Nueva York; allí la escuchó el compositor de operetas húngaro Sigmund Romberg, quien la contrató y presentó con su orquesta en el Carnegie Hall; posteriormente realizó una gira por estados norteamericanos.
De vuelta a Cuba, Esther Borja, en unión de Pedro Fernández y desde el escenario del Teatro Martí, participó en la temporada de operetas y zarzuelas, en la que protagonizó La condesa, de Maritza, Emmerich Kálmán; La corte del Faraón, Manuel Penella; Luisa Fernanda, Federico Moreno Torroba, y Las Leandras.
A partir de 1948 trabajó en los teatros Auditorium y Blanquita (hoy Karl Marx), junto al tenor español Hipólito Lázaro, el cubano Panchito Naya, la soprano América Crespo y Luis Carbonell. Cantó las obras, acompañada al piano por sus autores, de Orlando de la Rosa, Felo Bergaza y Mario Fernández Porta.
Hizo sus últimas actuaciones en el teatro lírico en 1953, en España, en los teatros Álvarez Quintero, de Madrid, y El Cómico, de Barcelona.
Desde 1961, y durante veinticinco años, condujo el espacio televisivo Álbum de Cuba y a la vez actuó en diferentes teatros de La Habana y otras ciudades de Cuba.
Esther Borja es una cantante que ha cultivado casi todos los géneros e interpretado obras de disímiles épocas y compositores, desde un lied comoEl Azra, José Manuel Jiménez (Lico); Acuérdate de mí, José Marín Varona; Mírame así, habanera, Eduardo Sánchez de Fuentes, hasta guarachas y puntos cubanos.
Sobre sus cualidades vocales dijo Gonzalo Roig: «¿Es una cancionista? ¿Es soprano lírica? ¿Es tiple? ¿Canta bien las canciones? ¿Puede cantar lo lírico? ¿Puede ser tiple de opereta y de zarzuelas? A estas inevitables preguntas que constantemente se nos hacen cuando Esther Borja canta, sólo diremos esto: Esther Borja es una artista notable y de singular habilidad y temperamento, que le permite responsabilizarse con cualquiera de esos géneros y salir triunfante en ellos, porque a sus facultades, para tales empeños, se une una fina espiritualidad y su indiscutible gran talento artístico».
Tras más de medio siglo de carrera, Esther se retiró del canto en 1984. Continuó impartiendo conferencias sobre la canción cubana dentro y fuera del país y participando activamente en los festivales de la radio, como jurado y asesora de programas culturales.
A su discografía oficial se suman cientos de grabaciones realizadas para la radio y la televisión, conjunto que abarca un repertorio ejemplar compuesto de obras notables de todas las épocas. Sus interpretaciones abarcan desde El azra, del compositor del siglo XIX Lico Jiménez hasta canciones de Alberto Villalón, Armando Oréfiche, César Portillo de la Luz, Ela O’Farrill, Ñico Rojas y Silvio Rodríguez.
. Por petición de sus familiares sus restos fueron incinerados y velados en una ceremonia íntima.
•1953 Rapsodia de Cuba.
•1955 Rapsodia de Cuba featuring Esther Borja” , con la orquesta de Cámara de Madrid- Director: Fernando Mulens y Daniel Montorio. Arreglos de Fernando Mulens. Madrid, 1955 CDFM-21
•1955 Esther Borja canta a dos, tres y cuatro voces , La Habana,. Piano: Numidia Vaillant y Luis Carbonell, Egrem 6868076
•1957 Esther Borja interpreta canciones inolvidables de [[Ernestina Lecuona. La Habana,. Orquesta y arreglos de Humberto Suárez
•1957 Canciones de Gonzalo Roig – Orquesta dirigida por el maestro Gonzalo Roig. Interpretes: Esther Borja y America Crespo
•1958 Ayer y hoy La Habana, Con orquesta y arreglos de Roberto Sánchez Ferrer.
•1965 Album de Cuba – Esther Borja La Habana,. Orquesta de cuerdas de Roberto Valdés Arnau. acomp. Adolfo Guzmán, Rafael Somavilla.
•1975 Esther Borja interpreta a Ernesto Lecuona, La Habana,. Piano por Nelson Camacho.
Premios y condecoraciones
•1981 Distinción por la Cultura Nacional
•1982 Medalla Alejo Carpentier
•1994 Orden Félix Varela
•2001 Premio Nacional de Música
•2003 Premio Nacional de televisión
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Re: Obituario de músicos cubanos.

Notapor Musicuba » Dom 02 Feb, 2014 12:28 am

FALLECE EL MAESTRO JOSE OLIVERA
El maestro de guitarra clasica y compañero nuestro en el genero de trios, Jose Olivera, ha fallecido hoy, 30 de Enero de 2014, a las 5.00 PM, en su casa de la Ciudad de Hialeah, en el estado de La Florida, EEUU, noticia que comunicamos con inmenso pesar. El maestro Olivera, partio en paz con el Señor, tras recibir la visita de dos de sus viejos amigos y compañeros de trios, Tomas Choy y Luis Isidro Fonseca, quienes lo conocian desde Cuba. "Joseito", como le llamabamos cariñosamente sus amigos, era un ser excepcional, quien derramaba bondad y comprension en todo momento. A sus familiares, nuestro mas sentido pesame, mientras oramos porque Dios le de la Paz que por su bondad, patriotismo y hombria de bien, se supo ganar en la tierra.


Gabriel Astengo
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

Pregunta sobre un músico cubano en Colombia ?

Notapor Musicuba » Vie 07 Feb, 2014 5:37 am

Humberto Manduley López 6 de febrero de 2014 - 9:58
Me avisan que hace dos meses murió Miguel Pinto Campa , en Colombia, quien fue parte de Los Fantasmas, en Santa Clara, y hace años vivía en Bogotá como músico sinfónico y profesor ... no tengo más detalles, quizás con algún contacto en Colombia se puedan conseguir ... saludos
"La música es la más bella forma de lo bello" José Martí
Imagen CCES EN FACEBOOK
Avatar de Usuario
Musicuba
Miembro de Honor
 
Mensajes: 5845
Registrado: Sab 26 Dic, 2009 6:21 pm
Ubicación: Miami
Gracias dadas: 494
Gracias recibidas: 553

AnteriorSiguiente

Volver a CUBA

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado